Las universidades catalanas se encarecen el 47% durante la crisis

stop

REPERCUSIÓN DE LOS RECORTES

Un grupo de jóvenes a las puertas de un centro escolar, en una imagen de archivo / EP

Barcelona, 29 de enero de 2015 (20:38 CET)

Las universidades públicas catalanas han trampeado los años de crisis y recortes a costa de los bolsillos de los estudiantes y sus familias. Entre 2009 y 2014, los centros de estudios superiores se han encarecido el 47%, un porcentaje similar a la caída de aportaciones públicas (45%) provenientes de la Generalitat. Así, el presupuesto universitario se ha reducido el 21%.

La situación actual de las universidades en Cataluña está más cerca del modelo norteamericano que del resto de la Unión Europea. Los estudiantes han pasado de sufragar el 12% de los costes de cada curso al 26% en este periodo de tiempo. El cálculo se realiza contabilizando las horas de docencia e investigación. Si sólo se cuentan las primeras, los alumnos catalanes están pagando el 43%.

Más americanos que europeos

"Esto es muy excepcional en la Unión Europea. Sólo los países anglosajones son más caros pero tienen muchas becas", explica Enric Tello, coautor del informe. ¿Qué hacen los países vecinos? Austria o Bélgica sólo necesitan financiarse en un 5% de forma directa. República Checa y Francia elevan el porcentaje hasta el 10%. La media de la OCDE se sitúa en el 15%.

En cambio, países como Estados Unidos o Reino Unido piden más del 40% del coste del curso a sus alumnos. "Caminamos hacia un modelo de universidad con menos financiación pública y más basado en la financiación de los estudiantes", dice otro de los cautores, Alfonso Herranz.

Decreto 14/2012

El Observatorio del Sistema Universitario, institución encargada del estudio, señala que el procentaje que deben pagar los alumnos superar la cantidad fijada por el real decreto 14/2012 de nuevos precios públicos y tasas universitarias. La norma señala que la parte que deben asumir los alumnos se debe quedar entre un 15% y un 25%.

El decreto determina que el estudiante debe pagar "en relación con los costes de prestación del servicio" que recibe, si bien es ambiguo y no aclara si incluye o no la parte que los docentes dedican a la investigación, lo que este estudio ha desgranado.

Diferencias entre centros

Aunque el sistema de tasas es homogéneo en todas las universidades, el estudio arroja luz sobre el coste de docencia asumido por los estudiantes según la universidad en función de la financiación que ésta recibe por parte de la Generalitat, lo que no se traduce en que los alumnos paguen más sino en que el servicio que reciben es "más barato".

El centro con un mayor porcentaje de coste de la docencia para los estudiantes es la Universitat de Barcelona (UB), con un 56%; seguida por la Autònoma de Barcelona (UAB), con un 46%; la de Girona (UdG), con un 42%; la de Lleida (UdL), con un 41%; la Politècnica de Catalunya (UPC) y la Rovira i Virgili (URV), con un 32%, y la Pompeu Fabra (UPF), con un 31%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad