Leo Messi cae ante el juez en enajenación transitoria

stop

El astro argentino y su padre mantienen la presunción de inocencia en el juicio que arranca este martes en la Audiencia Provincial de Barcelona

Diario Gol

Este martes arranca el juicio contra Leo Messi y su padre por supuesto delito contra hacienda cometido los años 2007, 2008 y 2009 / EFE
Este martes arranca el juicio contra Leo Messi y su padre por supuesto delito contra hacienda cometido los años 2007, 2008 y 2009 / EFE

Barcelona, 31 de mayo de 2016 (11:55 CET)

Lionel Andrés y Jorge Horacio Messi son presuntos inocentes hasta que se demuestre lo contrario delante de un juez. Este martes arranca el juicio contra ambos por supuesto delito contra hacienda cometido los años 2007, 2008 y 2009. En ese tiempo, los Messi evadieron supuestamente 4,1 millones de euros en impuestos derivados de la explotación de los derechos de imagen del futbolista, que fueron, supuestamente, impagados a la Agencia Tributaria.

La Audiencia Provincial de Barcelona será la encargada de valorar sobre la culpabilidad o la inocencia del mejor jugador de fútbol de la historia, conquistador de cinco Balones de Oro. Todo parece indicar que el argentino se librará de la culpa toda vez que en el proceso de instrucción, previo a la apertura de juicio oral, Messi declaró no saber lo que firmaba. "Nunca miro los contratos, no sé lo que firmo", alegó el futbolista en los juzgados de Gavà.

Citado el jueves... ¿Se presentará?

"Yo confío en mi papá, que es él quién lleva mis cosas, y lo que él me dice yo lo hago", añadía el crack del Barça. Es evidente que Messi se dedica a jugar a fútbol y, probablemente, tiene poca idea de asuntos fiscales. Sin embargo, de ahí a no interesarse por el contenido de los documentos en los que estampa su firma hay un trecho. ¿Olvido, enajenación transitoria, déficit de atención, desinterés? Este jueves, ante el juez designado, Messi dará nuevamente explicaciones.

Sin embargo, las últimas informaciones que han llegado a la redacción deGOL apuntan que esa declaración podría posponerse en el tiempo. El abogado de Messi, Enrique Bacigalupo, podría solicitar en el trámite de cuestiones previas que se abrirá el martes a partir de las 10 de la mañana la suspensión de la declaración del futbolista por encontrarse en Argentina, con su selección, preparando la Copa América Centenario. 

Interrogatorio

Así fue el interrogatorio de la jueza de Gavà a Messi en septiembre de 2013, según una ifnromación publicada por El Periódico de Catalunya:

En un principio, la jueza le relata los hechos recogidos en la querella del fiscal y los delitos de los que se le acusa. Y nada más terminar le hace la primera pregunta directa. "¿Quién se encargaba de las gestiones relativas a la tributación y a las cuestiones económicas?".

-Messi: Mi familia, mi mamá, mi papá.

-Jueza: Cuando usted firmaba algún documento, ¿leía el contenido del mismo?

-M: No.

-J: ¿Por qué lo firmaba? ¿Porque se lo decían?

-M: Yo confío en mi papá, que es el que lleva mis cosas, y lo que él me dice yo lo hago.

La secretaria le pide a Messi si puede hablar un poco más alto. Él asiente. La jueza vuelve a tomar la palabra y le enumera una serie de sociedades que componen la primera estructura que fue creada supuestamente para no pagar impuestos en España y le requiere para que diga si ha sido administrador, socio o accionista. El jugador responde con un rotundo "no".

-J: Respecto a las sociedades, ¿qué sabe?

-M: Yo aunque me entere de todo eso no entiendo nada.

-J: Le voy a exhibir un contrato de cesión de derechos de marzo del 2015. ¿Tiene conocimiento de este contrato?

-M: La verdad que ni idea. Por más que mire, no sé. Firmé las cosas, pero nunca miro los contratos. No sé lo que firmo.

La jueza le insta a que hable un poco más alto. El jugador le dice: "No sé, es mi manera de hablar". Y continúa el interrogatorio.

-J: Ajá. Y en relación con otros contratos de servicios que se hubiera firmado en determinación de las comisiones y retribuciones, ¿sabía algo usted?

-M: Nada, nada.

La jueza enseña al delantero una escritura sobre la cesión de derechos y le requiere para que reconozca su firma. El jugador pregunta primero dónde está la firma y luego dice que es la suya, aunque aclara que no se acuerda de ese documento.

-J: Vale. ¿Desde qué año usted percibe elevados ingresos derivados de los derechos de imagen?

-M: La verdad es que nunca miré el tema del dinero. Es algo que maneja mi papá. Y confío en él. Yo me dedico a jugar a fútbol. Y es lo que hago. Todo lo que sea respecto a contrato y...

-J: ¿Pero usted es el destinatario final de los ingresos o se los reparten entre ustedes? Explíqueme un poco, a ver.

-M: Sí. Es mío. Pero yo al final del año veo el resumen de lo que tengo, de lo que he hecho en el año. Pero no pregunto de dónde sale el dinero. Sé que el club me paga y nada más, nada más (...)

-J: Aparte de la relación laboral con el club, ¿sabía usted o era consciente de que los derechos de imagen generaban unos ingresos?

-M: No, ya le digo. Yo lo único que sé es lo que entra a final del año. Lo que tengo, lo que hice, no sé dónde está la plata, dónde va...

-J: ¿Es una sociedad, es una empresa?

-M: No sé. Me acuerdo de firmar un contrato con Adidas, que es una marca que me patrocina, pero no sé cómo.

-J: Mire, le voy a exhibir a continuación una serie de documentos, a ver si tiene conocimiento de ellos, porque aparece su nombre en todos ellos, ¿vale? Este primero del 30 de enero del 2006

-M: Sí, me acuerdo de que firmé un contrato con Adidas.

-J: ¿Y respecto a los otros que ve aquí? ¿Con Danone?

-M: Sí, se ve que sí, porque esta es mi firma. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad