Pau Molins, abogado de Santi Vila / EFE

Junqueras lanza a su abogado contra Puigdemont

stop

Los letrados de Junqueras, Romeva y Vila irrumpen en la recta final del pulso por la investidura diciendo que la falta de gobierno perjudica a los encarcelados

Barcelona, 08 de mayo de 2018 (20:25 CET)

El pressing a Carles Puigdemont y su núcleo duro para que ceda y desbloquee la investidura proponiendo un candidato a presidente de la Generalitat sin cargas judiciales multiplica los frentes. Ahora, con apenas 24 horas de diferencia, han sido dos de los abogados de los políticos independentistas presos los que han insistido en que la formación de un gobierno ayudaría a sus defendidos.

Este martes ha sido el letrado de los ex consellers de ERC Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu van den Eynde quien, en una entrevista en Nació Digital, ha considerado que la situación de “incertidumbre política” que genera que aún no haya un gobierno  en Cataluña “perjudica” a sus defendidos.

“Si tú no puedes ofrecer certeza a los tribunales, ellos la incertidumbre la interpretan conforme a la hipótesis más negativa siempre para ti"

“Si tú no puedes ofrecer certeza a los tribunales, ellos la incertidumbre la interpretan conforme a la hipótesis más negativa siempre para ti. Por tanto, si no hay gobierno, lo interpretan como un gobierno de enfrentamiento directo”, explica en la entrevista van den Eynde.

El abogado, eso sí, evita lanzar críticas directas a la estrategia de Puigdemont y Junts per Catalunya (JpC), dice que no pretende “condicionar la política por la situación de los presos y, preguntado si el peor escenario para los presos sería el de unas nuevas elecciones, responde que “no tiene por qué”. “Jurídicamente necesitamos certezas, pero ya estamos en un escenario muy avanzado”.

La argumentación está en línea con la que ya han expresado Junqueras y Raül Romeva, que, como recuerda su abogado, “desde el primer momento” han insistido en la necesidad de formar gobierno esgrimiendo argumentos políticos, no de estrategia procesal.

Un abogado del Pdecat, también contra Puigdemont

Las declaraciones de van den Eynde llegan un día después de que el abogado del ex conseller del Pdecat Santi Vila, Pau Molins, vinculara directamente en una entrevista en Antena 3 la formación de un gobierno y la excarcelación de los presos.

“Si tuviéramos un govern que pudiera ejercer sus funciones sin problemas judiciales que lo impidieran, no debería haber ningún problema para que salieran de prisión”, dijo Molins, que calificó de “error” el intento de teleinvestir a Puigdemont: “Lo lógico hubiera sido presentar un candidato que no estuviera inmerso en el procedimiento penal”, argumentó.

Molins es socio de Jordi Pina, que defiende a Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez

El defendido de Molins es el único de entre los exconsellers acusados que dimitió antes de que el Parlament votara la declaración de independencia el 27 de octubre. Pero su abogado es el socio de Jordi Pina, que defiende a los ex consellers Josep Rull y Jordi Turull y también al ex presidente de la Assemblea Nacional catalana (ANC), Jordi Sànchez.

Hace más de medio año que la estrategia política y la de defensa conviven entrelazados

Hace más de medio año que la estrategia política de las formaciones que integran la mayoría soberanista y la estrategia de defensa jurídica de los líderes procesados conviven entrelazadas mientras se prolonga el bloqueo en Cataluña, y que a veces se cortocircuitan. A principios de noviembre, Javier Melero, abogado de Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó y Ramona Barrufet -los tres ex miembros de la Mesa del Parlament del Pdecat-,  ya alegó que la fuga de Puigdemont y su negativa a comparecer ante la Audiencia Nacional perjudicaba a sus defendidos.

Baile de abogados

Dos semanas después, Turull, Rull y otros dos ex consellers del Pdecat, Joaquim Forn y Meritxell Serret, dejaron al abogado que les llevaba, y que sigue llevando a Puigdemont, Jaume-Alonso Cuevillas. Turull y Rull, como ya se ha dicho, pasaron a ser defendidos por Pina, y la defensa de Serret la asumió Melero. Forn optó en primera instancia por el bufete de Cristóbal Martell, aunque también ha acabado poniéndose en manos de Melero.

Cuando, a principios de abril, muchos de los procesados aprovecharon su comparecencia ante el juez Pablo Llarena para cambiar de tercio y lanzarle una batería de reproches al magistrado, en plena ofensiva independentista para desacreditarlo, Forn se desentendió de la nueva estrategia y se limitó a volver a pedir sin éxito su excarcelación.

En ERC también hubo cambio de abogados en enero, de manera que van den Eynde, que inicialmente representaba a todos los investigados de Esquerra, se centró en Junqueras y Romeva. Carme Forcadell y Anna Simó se pusieron en manos de Olga Arderiu, del despacho MDA Abogados & Lexartis; Carles Mundó optó por Josep Riba, del bufete de Fermín Morales, y Núria Martí asumió la defensa de Bassa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad