Los accesos al Port de BCN costarán cerca de 1.000 millones, el doble de lo previsto

stop

INFRAESTRUCTURAS

Imagen aérea del puerto de Barcelona

03 de julio de 2012 (21:13 CET)

Las obras de los accesos al Port de Barcelona (BCN) que están aún sin adjudicar serán más caras de lo estimado por el Ministerio de Fomento y el presupuesto se elevará hasta cerca de los 1.000 millones de euros, el doble de lo previsto por el gabinete que dirije Ana Pastor, según han explicado a Economía Digital fuentes de Fomento cercanas al proyecto.

El presupuesto de 1.000 millones de la obra es el principal problema por el cual el Ministerio todavía no ha dado el visto bueno a un proyecto esperado y reclamado desde las instituciones catalanas. El incremento de flujo de contenedores y las nuevas terminales hacen imprescindible esta obra. La ministra quiere sacarlo adelante pero tiene como principal escollo la caja del ministerio, que está vacía.

Una de las opciones que maneja Fomento es organizar un partenariado público-privado para sacar adelante la infraestructura lo antes posible. Desde el Ejecutivo aseguran que en el ministerio todavía no se ha dado un paso adelante en este aspecto y varias empresas del sector constructor aseguran a esta publicación que no ha habido contacto alguno.

El proyecto

Los accesos a la infraestructura que preside Sixte Cambra se están quedando pequeños. A día de hoy hay una serie de accesos provisionales que dan salida a la enorme cantidad de contenedores que llegan a Barcelona. Por un lado están los accesos viarios, que ya están finalizados, y por otro, los ferroviarios, que solo cuentan con dos vías, la de ancho nacional y la de ancho catalán. Faltaría la tercera vía de ancho internacional.

El proyecto que maneja Fomento es imprescindible para evacuar toda la mercancía que llegue a partir de ahora a la nueva terminal del Port. Uno de los impedimentos para que todavía no se apruebe el proyecto es que el Port necesita derribar una nave del Consorcio de la Zona Franca. Según fuentes del Port, está a punto de llevarse a cabo.

Fomento es la encargada de construir una autopista que irá desde el actual estadio del Espanyol, en Cornellá, hasta el mismo Port de Barcelona. Además, tendrá que construir el ancho internacional para conectar las distintas terminales con la red ferroviaria sin pasar por las estaciones de Adif. De esta manera, se dará salida a las mercancías que lleguen a la nueva terminal del muelle de El Prat (Tercat) en dirección a los principales países de Europa.

Este martes, Tercat, propiedad del grupo chino Hutchison, ha anunciado que la terminal ya está comenzando a operar en fase de pruebas. Los resultados obtenidos han sido más que satisfactorios. Hasta ahora solo tienen cuatro de las ocho grúas que Tercat tendrá en el muelle de El Prat. Además, han anunciado que para septiembre ya tendrá disponible la tercera vía de ferrocarril, la de ancho internacional, que convertirá al Port de Barcelona en el más importante de la Europa mediterránea.

Preocupación en BCN

Tanto la Generalitat como la institución portuaria se han manifestado recientemente a favor de que se apruebe el proyecto, tanto el acceso provisional como el definitivo. El Port se ha convertido en la punta de lanza de la zona que con la puesta en marcha del proyecto de los accesos viarios y ferroviarios se convertiría en uno de los principales puertos de mercancías europeos.

La inversión que realizó el holding chino Hutchison para crear el muelle del Prat es tan alta que sorprende que Fomento todavía no haya dado el visto bueno al proyecto definitivo de los accesos viarios y ferroviarios, según fuentes cercanas al Port. “Son ya tantas veces las que parece que sí se va a realizar que hasta que no se produzca no nos creemos nada”, aseguran.

Fuentes oficiales del Ministerio aseguran que el presupuesto inicial del proyecto es de 476 millones de euros y que eso es lo que se ha negociado con la Generalitat y el Port.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad