El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. /EFE/PEdro Puente Hoyos/Archivo

Los empresarios exigen a Garamendi (CEOE) más dureza contra Sánchez

stop

La moderación del presidente de la CEOE desespera a los empresarios que temen por la continuidad de sus negocios

Barcelona, 31 de marzo de 2020 (04:55 CET)

Los vicepresidentes de la CEOE se están expresando en contra del parón económico que ha impuesto el Gobierno de Pedro Sánchez con más contundencia que el propio líder de la patronal, Antonio Garamendi. Desde algunos sectores se le acusa de “excesivamente moderado” en un momento en que está en juego la continuidad de miles de empresas.

Vicepresidentes como el madrileño Miguel Garrido (CEIM), en andaluz Javier González de Lara (CEA) y, especialmente, el catalán Josep Sánchez Llibre (Foment del Treball) han reclamado con insistencia en los últimos días el aplazamiento del pago de impuestos y cotizaciones de la seguridad social. Consideran que es una medida indispensable para que las empresas tengan liquidez.

En cambio, Garamendi no ha hecho bandera de la suspensión de impuestos y cotizaciones. En una reciente entrevista a El Mundo, incluso salió en defensa del Gobierno al precisar que, si acaso, “sería siempre aplazar, pero no exonerar, porque el Estado tiene que funcionar. Si no funciona el Estado, nos caemos todos”.

Lo que más ha molestado a los críticos de Garamendi es el comunicado de la CEOE del pasado sábado. Pese a advertir de la situación de los empresarios y reclamar medidas de apoyo para las empresas, en el primer párrafo de la nota de la gran patronal se lee que “las empresas españolas no discutimos las últimas medidas sanitarias adoptadas y vamos a cumplirlas, como hasta ahora. La prioridad es la salud de las personas”. Un día después, el Gobierno decretó el parón económico.

Fuentes de la junta directiva de la CEOE indican que el Gobierno puede que haya adoptado las medidas necesarias para frenar la pandemia de coronavirus, pero “las ha cargado exclusivamente en nuestras espaldas”, en las empresas.

Mediante el último decreto de medidas extraordinarias, se concede un permiso retribuido, aunque recuperable, a todos los trabajadores que se han visto obligados a confinarse en sus casas. Las fuentes empresariales consultadas indican que será de una “enorme complejidad” recuperar estas horas por los topes semanales y porque, en medio, están las vacaciones de verano.

Además, indican que el Gobierno no ha tenido en cuenta a las empresas exportadoras, que deben cumplir con sus compromisos si no quieren perder clientes o verse expuestas a demandas por incumplimiento de contrato.

Otra cuestión son las recisiones de contratos laborales, incluidos los temporales que finalizan durante el estado de alarma. El gobierno impide que se eche a ningún trabajador.

“Sindicatos 2 – Patronal 0”

Fuentes de la CEOE insisten en que todas estas medidas tienen un “sesgo sindicalista”. Indican que “cuando lo celebran los sindicatos de esta forma, es que la patronal ha perdido”. Para exponerlo de forma gráfica, señalan que el resultado de los dos últimos decretos del Gobierno es “Sindicatos 2 – Patronal 0”.

Estas fuentes reconocen que existe malestar por la poca “combatividad” de Garamendi en la defensa de las posiciones empresariales. No obstante, recuerdan que a todos los presidentes de la CEOE se les crítico en terminados momentos por falta de contundencia, incluidos Joan Rosell o José María Cuevas. Como los antriores, Garamendi ha preservado sus relaciones con los ministros del Gobierno.

Fuentes de la CEOE indican que el momento en que Garamendi deberá “tensar l cuerda” es cuando se suspenda del estado de alarma. Entonces, con las empresas al borde del precipicio, deberá obligar al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para que se mantengan a flote. Concretamente, el ejecutivo deberá garantizar su acceso al crédito en buenas condiciones.

En esta crisis, “la voz” de la CEOE que acapara más consenso entre el empresariado es la del catalán Sánchez Llibre. Incluso lo reconocen empresarios madrileños. En este sentido, las fuentes consultadas niegan cualquier conflicto entre los dos dirigentes: “en realidad, dicen lo mismo, lo que pasa es que Sánchez Llibre lo dice más alto y claro”, asegura un empresario madrileño.

No solo es una cuestión de contundencia, sino también de repetición. Sánchez Llibre se prodiga en declaraciones públicas. La patronal Foment del Treball bombardea a diario con comunicados y estudios del impacto económico de las medidas del Gobierno. Incluso ha elaborado análisis comparativos con las medidas adoptadas en otros países europeos.

En la misma línea, Miguel Garrido lamentó este lunes en declaraciones a Onda Madrid que se esté “criminalizando” a los empresarios cuando la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afirma públicamentr que muchos inentan aprovecharse de los ERTE. Recalcó que estas palabras son un “insulto”. Insistió en que muchas empresas no podrán no podrán ni pagar los impuestos, sin más salida que el concurso de acreedores.

En declaraciones a Canal Sur, el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara, insistió en que era el momento de ayudar a los empresarios y autónomos a tener liquidez. Insistió en que esto solo es posible de dos maneras: “con créditos y avales, y no detrayendo recursos con una fiscalidad que penaliza".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad