Agentes de los Mossos d’Esquadra en una calle de Barcelona. /EFE

Los mossos repelerán con gas pimienta las protestas de la sentencia

stop

La policía catalana activa sus unidades y refuerza su material en previsión de movilizaciones por la sentencia del 'procés'

Barcelona, 21 de septiembre de 2019 (11:51 CET)

El otoño ya está aquí. Y con él se prevé que lleguen muchos momentos clave para el porvenir de la nación, entre ellos, unas nuevas elecciones y la sentencia del procés.

Tras meses de convulsión por la inseguridad en Barcelona, y tras conocerse la convocatoria de 750 plazas adicionales del cuerpo de Mossos, ahora la policía catalana prepara un dispositivo para gestionar los posibles acontecimientos que pueda generar la resolución judicial del procés.

En el escenario más complicado se prevé que puedan haber múltiples concentraciones, que se alarguen en el tiempo, cortes de carretera, de infraestructuras... Por lo que los Mossos movilizarán a todos los agentes antidisturbios que tienen disponibles. Hasta ahora siempre se activaba el 80% del personal mientras que el resto descansaba, apunta una información de La Vanguardia.

Gas pimienta y nuevas vallas

A partir del 1 de octubre, coincidiendo con el segundo aniversario del referéndum, estará disponible la totalidad de la plantilla de la brigada móvil, incluida el área de recursos operativos (ARRO), que también cuenta con funciones de orden público.

La policía catalana, además, se abastecerá de nuevo material antidisturbios pensado para “situaciones críticas”. “El objetivo es evitar el contacto físico con los manifestantes”, resaltan fuentes policiales. Han incorporado el gas pimienta, dos tipos de vallas y un foco de luz para deslumbrar a los manifestantes.

Se da la circunstancia de que los Mossos d’Esquadra ya contaban con todo este material. Los agentes antidisturbios lo habían empleado en pruebas, habían ensayado en los entrenamientos, pero es ahora cuando realmente se plantean utilizarlo. La incorporación del nuevo arsenal cuenta con el beneplácito de la consejería de Interior, en manos de Junts per Cataluña (JxCat), una de la formaciones que desde el Govern debe liderar la respuesta a la sentencia del 1-O.

Diseño del dispositivo

Los responsables de la policía catalana no contemplan un escenario en el que deban pedir el refuerzo de la Policía Nacional y la Guardia Civil, si bien destacan que sus relaciones pasan por un buen momento y la coordinación entre todos “ha mejorado”, señalan.

El gas pimienta es una herramienta inédita en la policía catalana y que entre otras, utilizan las policías francesa y alemana. En los últimos días se ha visto en las televisiones de medio mundo a la policía de Hong Kong utilizándolo contra los manifestantes.

Otro de los elementos de los que dispondrán los Mossos​ son unas vallas de un metro y medio de altura que separen las concentraciones de la línea policial. Este vallado sustituirá a las actuales de hierro o de plástico, y tiene la particularidad de contener una base sobre la cual se colocarán los manifestantes. El propio peso de los concentrados y un travesaño situado en la parte posterior evitarán que vuelque o que pueda ser lanzada contra la policía.

En este sentido, los Mossos también están a punto de adquirir unas redes que ejercerán de elemento de separación con la multitud y que contiene una rejilla en teoría imposible de cortar. También exploran la utilización de un foco de luz para deslumbrar a los manifestantes antes de dispersarlos.

La idea surgió tras las últimas protestas del 11 de septiembre que reunieron a un centenar de manifestantes frente al Parlament, donde las luces de las cámaras de televisión deslumbraron a los agentes. Este material se añadirá a los proyectiles de espuma y la pistola eléctrica.

Uso "excepcional"

Los Mossos d'Esquadra han precisado este sábado que solo utilizarán el gas pimienta de forma "excepcional" ante grupos "muy violentos", y no solo en marco de las movilizaciones previstas tras la sentencia del juicio del 'procés', sino también en otras "situaciones críticas".

Desde la policía catalana aseguran que quieren priorizar la mediación y evitar el "cuerpo a cuerpo", manteniendo una distancia de seguridad en la gestión del orden público en manifestaciones.

En declaraciones a los medios, la comisaria Cristina Manresa, número dos del cuerpo de la policía autonómica, y el intendente Miquel Hueso han explicado que la policía catalana dispone del gas pimienta desde hace años, cuando se buscaron "otras herramientas" para hacer frente a concentraciones violentas después de que el Parlament prohibiese en 2013 el uso de las pelotas de goma, pero que este gas no se ha utilizado nunca hasta ahora.

Además del gas pimienta, se incorporaron otras herramientas al cuerpo como el uso de vallas con plataforma para evitar que se puedan tumbar y redes de contención.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad