El antiguo mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. EFE
stop

La Fiscalía tendrá en cuenta el fallo del tribunal para incluirlo en las conclusiones que presentará a la Audiencia Nacional en el juicio contra Trapero

Madrid, 30 de agosto de 2019 (09:30 CET)

La próxima sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés'también tendrá repercusiones para Josep Lluis Trapero. El que fuera mayor de los mossos durante la presidencia de Carles Puigdemont será juzgado por rebelión por permitir los actos de septiembre de 2017 ante la consejería de Economía y el referéndum del 1 de octubre desoyendo las órdenes del juez.

El procedimiento abierto en su contra en la Audiencia Nacional tendrá en cuenta el fallo del Supremo, por lo que afectará a la actual petición de penas que efectúa en su contra la Fiscalía. Según recoge El Confidencial, el criterio del Supremo se incluirá en las conclusiones que el Ministerio Público eleve a definitivas en la última fase de la vista oral en su contra, que tendrá lugar el próximo mes de enero. 

Mientras el Supremo se ha ocupado en estos meses de la estrategia independentista conducida desde las instituciones, la Audiencia Nacional se ha centrado en la actuación policial durante las manifestaciones desarrollada frente a la Consellería de Economía.

A partir del próximo 20 de enero, Trapero se sentará en el banquillo junto con el ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, el exdirector de los Mossos Pere Soler y la intendente Teresa Laplana. La Fiscalía acusa a los tres primeros de rebelión y pide 11 años de cárcel por la actuación de la policía autonómica durante los sucesos de septiembre de 2017 y del referéndum del 1-O, mientras que a la intendente la acusa de sedición y rebaja la pena solicitada a cuatro años de prisión.

La defensa de Trapero en el juicio del "procés"

Trapero declaró como testigo en abril pasado en el juicio del ‘procés’ que se realizó en el Tribunal Supremo. Cuando empiece el juicio en su contra en la Audiencia Nacional ya se conocerá la sentencia contra Junqueras y el resto de procesados, a los que la Fiscalía también acusó de rebelión.

En un escrito dirigido a la Audiencia Nacional,  Trapero se desmarcó del ’procés’ y del expresidente Carles Puigdemont. Indicó en este escrito que "no ha participado, no ha intervenido y no ha compartido" el plan ideado por el Govern de Puigdemont "para alcanzar la independencia de Cataluña". En similares términos se expresó en su declaración como testigo en el Supremo.

Así, el que fue mayor de los Mossos durante el 1-O negó haber cometido delito alguno a cuenta del ‘procés’ y subrayó que siempre ha obedecido las órdenes judiciales. Actuó, señala el texto, "desde el más riguroso respeto al orden jurídico constitucional, obedeciendo y cumpliendo los mandatos judiciales y del Ministerio Fiscal".

 "Le trasladamos la preocupación del cuerpo porque iba a haber muchas personas convocadas con policía, y eso iba a provocar conflictos de orden público y de seguridad ciudadana. Les instamos de nuevo al cumplimiento de la legalidad, les dijimos que el cuerpo de Mossos no iba a quebrar nunca la legalidad y la Constitución, que no estábamos de acuerdo con el proyecto independentista", lanzó.

Hemeroteca

Juicio al 'procés'
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad