El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en un acto en Arenys de Munt. Foto: EFE/EF

Quim Torra se flagela en el pueblo que desencadenó el 1-O

stop

"No hemos sabido estar a la altura, tenemos que reconocerlo", dice Quim Torra en el acto del décimo aniversario de la consulta de Arenys del Munt

Barcelona, 13 de septiembre de 2019 (21:11 CET)

Quim Torra está de capa caída después de la manifestación de la Diada menos concurrida que se recuerda en tiempos del procés. El president de la Generalitat ha viajado este viernes a Arenys del Munt a conmemorar el décimo aniversario de la consulta independentista que marcó el primer punto de inflexión del soberanismo y que desencadenó el referéndum ilegal del 1-O.

Durante el acto de conmemoración de los diez años de la consulta de Arenys del Munt sobre la independencia de Cataluña, Torra ha admitido "no haber estado a la altura" de la voluntad ciudadana y ha abogado por "hacer autocrítica" y centrarse en el "objetivo independencia" sin temer "las amenazas ni las consecuencias".

"Tenemos que hacer autocrítica porque no hemos sabido estar a la altura, tenemos que reconocerlo", dijo el president, ante centenares de personas, tras subrayar que, a su juicio, "la clase política debe aprender a cumplir los compromisos que toma frente a la ciudadanía".

Recordando la manifestación por la Diada de este miércoles, que se celebró bajo el lema "Objetivo independencia", impulsado por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Torra señaló que a lo que apunta ese lema es donde hay que dirigir esfuerzos pero sin "jugar con las palabras". "Entre todos, lo acabaremos, Objetivo independencia, ¡y no prostituyamos más las palabras!", añadió.

"Pido ahora que arriesguemos con las sentencias" porque "las leyes injustas, moralmente, no se pueden obedecer", manifestó, antes de decir: "Lo volveremos a hacer quiere decir que cada derecho negado será un derecho ejercido, empezando por el derecho a la autodeterminación". "Ni el miedo ni las amenazas nos pueden paralizar en este momento", afirmó Torra.

Torra, sobre la consulta de 2009: "Permitió entender el poder que tiene la gente"

El 13 de septiembre de 2019 se celebró la primera consulta municipal sobre la independencia de Cataluña, en la localidad de Arenys del Munt. No era vinculante ni legal, y fue impulsada por el Moviment Arenyenc per a l'Autodeterminació. Tenía una única pregunta: "¿Está de acuerdo en que Cataluña pase a ser un Estado de derecho, independiente, democrático y social, integrado en la Unión Europea?".

Bajo la denominación de "Aplec per la Independència" ("Encuentro por la independencia") se ha celebrado este viernes un acto conmemorativo en la plaza de la iglesia de Arenys del Munt, a la que se han sumado un total de 21 formaciones políticas y entidades diversas de la localidad, entre las que figuran Junts per Catalunya, Esquerra Republicana, la CUP y la ANC.

Torra recordó la consulta: "Fue el punto que permitió entender el poder que tiene la gente", dijo. E insistió en que "no hay ningún proyecto defendido por la vía democrática y pacífica con gran apoyo que no pueda salir adelante".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad