Los suizos rechazan limitar los sueldos de los altos ejecutivos

stop

Los votantes rechazaron la propuesta de que los directivos ganen, como máximo, 12 veces el salario del trabajador no cualificado

24 de noviembre de 2013 (18:13 CET)

Los ciudadanos suizos se han negado a poner límites salariales para que los altos ejecutivos no ganen en un mes más de lo que obtiene el trabajador menos pagado en todo un año. La decisión, avalada en un referendo este domingo, frena los recortes salariales de los principales directivos, una medida propuesta por las juventudes del partido socialdemócrata suizo (JUSO).

El resultado inicial de la votación arroja un 65% a favor del "No", según informa la televisión suiza SRF. La iniciativa, denominada 1:12 para un Salario Justo, prosperó tras sumar más de 100.000 firmas.

Pese a ser un país con altos índices de igualdad, en los últimos años los ciudadanos han incrementado sus protestas por la creciente brecha entre los salarios de los ejecutivos y el de trabajadores poco cualificados.

3.200 euros, el sueldo de los pobres

"Después de la Segunda Guerra Mundial, el crecimiento de los salarios y la riqueza ha sido más o menos paralelo", ha afirmado el presidente de JUSO, David Roth. "En los últimos años una pequeña parte de la sociedad se ha llevado los grandes beneficios y la mayoría tiene menos en sus monederos", ha criticado.

En 2010, el 10% de los trabajadores con menos salarios ganaron algo menos de 4.000 francos suizos (más de 3.200 euros) al mes, de acuerdo a la Asociación de Sindicatos Suiza.

Temor a la fuga empresarial

Entre los opositores a la limitación de salarios se encuentran el Gobierno suizo y las grandes empresas, que aseguran que la medida empeoraría su competitividad, llevaría a las empresas a salir del país, supondría despidos y generaría una caída en las contribuciones a la Seguridad Docial y un aumento de impuestos.

El consejero delegado de la farmacéutica Roche, Severin Schwan, que recibió un salario 261 veces superior al trabajador menos pagado de la compañía en 2012, ha asegurado que sería mucho más difícil para la empresa reclutar personal cualificado si se aceptaba la medida.

La creciente desigualdad salarial ha generado más referendos que pretenden promover la equidad del país. Los suizos decidirán si establecer una renta básica para todos los adultos de 2.500 francos suizos (unos 2.000 euros) al mes por parte del Estado, con independencia de si trabajan o no.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad