Vista aérea de la fuente de Cibeles en la marcha del Orgullo Gay. EFE-VL

Una colorida Madrid reivindica los derechos del colectivo LGTBI

stop

La Marcha del Orgullo 2017 congrega a cientos de miles de personas, y por primera vez todo el arco político se suma a la celebración

Madrid, 01 de julio de 2017 (21:13 CET)

Es una fiesta de orgullo pero también de reivindicación. De alegría pero también de alerta ante los derechos vulnerados del colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales) en diferentes partes del mundo. Desde Atocha hasta la Plaza de Colón cientos de miles de personas (un millón según los organizadores) marcharon en la mayor marcha del Orgullo Gay del mundo.

La cabecera estuvo liderada por varios representantes políticos como Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos), Ángel Gabilondo (PSOE), Andrea Levy (PP), dirigentes sindicales y, por supuesto, de numerosas entidades defensoras de los derechos de los colectivos que defienden su identidad sexual, como COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). En Colón la columna fue recibida por la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes y la alcaldesa Manuela Carmena, quien dijo que la jornada "además de un día de derechos es un día de fiesta".

Un total de 60 pancartas, escritas en diferentes idiomas, pedían el respeto para estos colectivos en España y el mundo, en la que también se recordaba que ser homosexual en muchos países es delito que, inclusive, se castiga con la pena de muerte.

Tras el cariz reivindicativo de la marcha, que duró dos horas, las avenidas fueron valladas y comenzó el desfile de 52 carrozas del Orgullo Mundial. Música estridente, tacones imposibles, maquillaje sobrecargados, vestimentas ajustadas, plumas, pancartas, confeti y banderas multicolores formaban parte de la puesta en escena del desfile.

La bandera multicolor del colectivo LGBTI lideró la marcha de Madrid.
La bandera multicolor del colectivo LGBTI lideró la marcha de Madrid. / EFE-JPG

Una semana de celebraciones y reflexiones

Este fue el momento cumbre de una semana de eventos, donde el debate y la reflexión también fueron acompañadas por un cariz de diversión y alegría. El sábado, por ejemplo, la Puerta de Sol acogió la gala Mister Gay Pride, que de paso celebraba sus diez años de vida, en donde se coronó como ganador a Ricardo Tacoronte, un cabo de la Armada.

También el sábado por la noche la Puerta de Alcalá se ha convertido en un escenario de luz y sonido durante seis horas en la Gala World Wide Festival que ha tenido su momento más álgido con la salida al escenario de la cantante Marta Sánchez. Antes le había tocado el turno a varios artistas como OBK, Olé Olé y The Wheather Girls, que han conseguido que todo el público se revolucionase con su música. Y luego la fiesta siguió con diversos disc jockeys.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad