Ernest Maragall, atendiendo a los medios tras una reunión con Ada Colau, la semana pasada. /EFE

Maragall ofrece a Colau la mitad de los cargos del Ayuntamiento

stop

ERC traslada a Barcelona en Comú su primera propuesta para un gobierno de coalición y descarta como socio a Junts per Catalunya

Economía Digital

Ernest Maragall, atendiendo a los medios tras una reunión con Ada Colau, la semana pasada. /EFE

Barcelona, 04 de junio de 2019 (13:41 CET)

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha concretado este martes su primera oferta a Ada Colau para formar gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona. Según esta oferta, el líder municipal de ERC, Ernest Maragall, sería el alcalde —no se partiría el mandato con Colau— y Barcelona en Comú obtendría la mitad de los concejales del Consistorio.

Los republicanos insisten en que el pacto con los comuns es el "único" acuerdo posible en una línea "pragmática y de coherencia". Los 4.800 votos que le dieron la victoria a Maragall por encima de Colau el 26-M son suficientes, según ERC, para descartar un reparto de la alcaldía aunque ambas formaciones tienen el mismo número de ediles en el Consistorio (10). 

Pese a moverse en una esfera local, ERC insiste en que el gobierno municipal de Barcelona debe volcarse en conseguir la libertad de "los presos y presas políticos, el retorno de las personas exiliadas y la celebración de un referéndum". El concejal de Esquerra Jordi Coronas, no obstante, matizó que su propuesta también incluye "políticas de progreso, justicia social y lucha contra las desigualdades". 

ERC se aleja de Puigdemont

Con esta oferta formal a los comuns, ERC se separa de su socio de gobierno en el Parlament, Junts per Catalunya (JpC). En un principio, ERC había señalado tanto al candidato neoconvergente, Joaquim Forn, como a Colau, como sus socios preferentes en el Ayuntamiento, mientras que los comuns optaban por un pacto de izquierdas en el que sustituían a JpC por el PSC de Jaume Collboni. La alcaldesa en funciones se negó a pactar con Forn, con quien, decía, no compartía modelo de ciudad. 

A su vez, los de Carles Puigdemont propusieron a Maragall formar gobierno en la capital catalana con una línea independentista, pero vetaron al PSC por ser "cómplice de la represión". 

De momento, Colau ignora los seis concejales que el candidato de Ciudadanos-BCN pel Canvi, Manuel Valls, ofreció gratis para su investidura si evitaba una alianza independentista en el Ayuntamiento de Barcelona. Los republicanos consideran que es imposible que Colau termine pactando con Valls por la diferencia ideológica que existe entre ambos. Ahora está por ver si aceptará dejar su posición de alcaldesa y ceder ante el mandato de ERC. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad