stop

Mariano Rajoy no tiene una buena relación con los idiomas extranjeros. Y ha preferido ningunear a un periodista que le preguntaba en inglés

Economía Digital

Mariano Rajoy respondió sobre el "brexit" en Bruselas, excepto a un periodista que preguntó en inglés. / EFE | HW

Barcelona, 11 de marzo de 2017 (09:45 CET)

En la rueda de prensa que Mariano Rajoy protagonizó en Bruselas era lógico que algún periodista no fuera castellano-parlante. Siendo la capital belga la sede de las instituciones europeas, la ciudad es una Babel de idiomas. Y en plena conferencia, un periodista de la BBC preguntó al presidente del gobierno español si podía realizarle una pregunta en inglés sobre el “brexit”.

Rajoy sonríe forzadamente, titubea, y balbucea “bueno, no vamos a hacer…”, y dirige su dedo a los periodistas, esperando que otro profesional de la prensa haga una pregunta y alivie el embarazoso momento. Cuando se escucha una voz preguntando si volvería sobre el periodista británico, despacha el tema con un "luego, luego", aunque en realidad lo dejaría con la pregunta en la boca.

De todas formas, Rajoy sí ha respondido otras preguntas sobre la partida británica de la UE, en donde pidió prudencia con el proceso. Dijo que hay que aguardar a conocer en qué condiciones el Reino Unido firma la separación final.

Sin embargo, ha reconocido que todos los demás países de la UE deberán aportar más dinero al presupuesto europeo, pero no ha precisado cuánto tendrá que destinar España.

Desde el inicio de la democracia, ninguno de los presidentes de Gobierno ha exhibido un buen nivel de inglés. Con un marcado acento castellano, y buscando la entonación fonética, José María Aznar y José Luis Rodríguez-Zapatero han intentado demostrar que podían estar a tono con la lengua de Shakespeare, aunque con resultados pocos felices.

Hemeroteca

Brexit
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad