Jordi Pujol, acompañado de su esposa, Marta Ferrusola, salen de su domicilio durante el registro en 2015 por parte de agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. EFE/Quique García

Los Pujol burlaban al fisco con un lenguaje religioso en clave

stop

Marta Ferrusola enviaba notas manuscritas a su gestor bancario andorrano con referencias religiosas para intentar burlar al fisco español

Economía Digital

Jordi Pujol, acompañado de su esposa, Marta Ferrusola, salen de su domicilio durante el registro en 2015 por parte de agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. EFE/Quique García

Barcelona, 08 de mayo de 2017 (14:30 CET)

Marta Ferrusola, la esposa del expresidente Jordi Pujol, utilizó el código en clave de “madre superiora” para dirigirse al gestor de sus cuentas bancarias en Andorra. Así intentó burlar al fisco español.

En el sumario del caso Pujol figura un documento manuscrito por el que Marta Ferrusola, que se identifica como la “madre superiora, se dirige al gestor de su cuenta andorrana, al que llama “reberendo cura”, para que traspase “dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia”. Un extracto bancario, también incorporado al sumario, revela el secreto: los “dos misales” se refieren a dos millones de pesetas (12.000 euros) y el “capellán de la parroquia” es su hijo mayor, Jordi Pujol júnior.

La operación bancaria se realizó en el año 1995 en la desaparecida Banca Reig, donde la familia Pujol abrió sus cuentas en 1990. La nota manuscrita confirma que Marta Ferrusola tenía un papel clave en la gestión del dinero que la familia ocultó en Andorra.

Una organización criminal familiar

Un informe de la UDEF, fechado el 24 de abril, describe a la familia Pujol como una organización criminal que se coordinó para enriquecerse. En este informe se indica que recadaron 68,96 millones de euros mediante una “actividad presuntamente ilícita y prolongada en el tiempo”, al menos desde 1990, cuando Marta Ferrusola y sus siete hijos abrieron cuentas bancarias en Andorra.

Los investigadores precisan que, de este importe no justificado, 54,44 millones de euros corresponden al primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, encarcelado en la prisión madrileña de Soto del Real. Después de cinco años de investigaciones policiales, el juez José de la Mata dictó hace unos días una orden de prisión incondicional al constatar que ha seguido blanqueando dinero cuando ya estaba imputado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad