Mas adelanta las subvenciones para la propaganda independentista de los casals internacionales

stop

El Govern convoca las ayudas con un incremento del 25% de la dotación presupuestaria, coincidiendo con la confirmación de la llegada de 3.034 millones del FLA

Artur Mas, con la vicepresidenta, Neus Munté, en el Parlament

23 de noviembre de 2015 (12:22 CET)

El gobierno español, y particularmente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, están apretando las tuercas a Artur Mas con el control presupuestario. Hacienda controlará adónde va cada euro de los 3.034 millones que Cataluña recibirá del fondo de liquidez autonómico (FLA), lo que ha provocado las iras del Govern.

Pero ello no ha impedido que, mientras pedía estos más de 3.000 millones, haya puesto en marcha la máquina de subvenciones a asociaciones que promueven el independentismo.

El secretario general de Presidència de la Generalitat, Jordi Vilajoana, firmó el 18 de noviembre la apertura anticipada de la concesión de subvenciones a las comunidades catalanas en el exterior para 2016. La convocatoria, publicada este lunes en el Diario Oficial de la Generalitat, incrementa en un 25% la dotación total de las subvenciones, de 800.000 euros a un millón.

Sujeto a unos presupuestos inexistentes

La convocatoria se ha realizado con carácter anticipado a pesar de que premiará actuaciones llevadas a cabo hasta el 30 de septiembre de 2016. Las subvenciones están sujetas a "la existencia de crédito adecuado y suficiente en el momento de la resolución de concesión y a la aprobación de los presupuestos de la Generalitat para 2016".

A finales de noviembre, la Generalitat no ha aprobado todavía los presupuestos del año que viene, y con un Govern en funciones y Mas sin mayoría, no se prevé que se aprueben este año, lo que obligaría a Andreu Mas-Colell a prorrogarlos o a dejarlos para el próximo consejero de Economía.

'Casals' catalanes y catalanistas

Las subvenciones aprobadas son ayudas que reciben asociaciones como los casals y centros catalanes, así como agrupaciones culturales y empresariales en el exterior, no sólo en el extranjero sino también en otras comunidades de España. Muchas de estas organizaciones fomentan el sentimiento nacionalista catalán.

Sin ir más lejos, la Federació Internacional d'Entitats Catalanes, que agrupa a unos 70 de estos centros catalanes, casals, fundaciones y asociaciones, criticó con dureza al Gobierno durante las elecciones del pasado 27S y achacó el hecho de que ciudadanos catalanes se quedaran sin poder votar en algunos países.

"Una muestra más de la baja calidad democrática de las leyes electorales en el Estado español", dijeron.

Coincidencia con el FLA

El Govern aprobó esta convocatoria mientras el Gobierno ultimaba la nueva entrega del FLA, con la que, como había anunciado Montoro, querían controlar que todo el gasto iba a pagar a proveedores y no a "actividades ilegales". Es decir, nuevas estructuras de Estado, a embajadas o subvenciones de carácter ideológico.

Cataluña todavía no ha recibido el dinero pero, coincidencia o no, ya está dotando a una de sus estructuras de Estado, las asociaciones exteriores. Eso sí, el Govern deberá sacar ese millón de euros, ampliable, de otras partidas. De hecho, en la resolución ya matiza que se dará la subvención si hay "crédito adecuado".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad