Mas asegura que España ofrecería una imagen "dramática” si la Fiscalía actúa

stop

El President se encara con Sánchez-Camacho y le reclama que ponga urnas para saber si su opción es mayoritaria

Artur Mas a su llegada al Parlament | EFE

12 de noviembre de 2014 (12:44 CET)

Artur Mas, rostro sonriente, más gesticulación de la habitual, se siente seguro. Su operación de marketing durante y tras el 9N ha sido un éxito. Y lo exhibe. En la primera sesión de control en el Parlament tras la pseudoconsulta, el President ha asegurado que a España no le interesa ofrecer una imagen hostil a las urnas. Consciente del riesgo que corre, tras el anuncio de Alicia Sánchez-Camacho de que la Fiscalía presentará una querella contra él, Mas ha afirmado que España “ofrecería una imagen dramática actuando contra las urnas”.

Así le ha respondido a la diputada de ERC, Marta Rovira, que le ha preguntado sobre las consecuencias del 9N. Rovira ha sustituido a Oriol Junqueras, que ha preferido cederle el protagonismo, para no entrar en una posible polémica sobre la necesidad o no de convocar elecciones al Parlament.

Minoría independentista

Mas, sin embargo, se ha enzarzado en el Parlament, como en otras ocasiones, con la líder del PP catalán. En un tono más desenfadado, sabedor de que ahora juega a favor de la corriente, Mas le ha reclamado a Sánchez-Camacho que presente las urnas, para demostrar “si la opción que defiende es mayoritaria”. La dirigente del PP le ha reprochado los resultados del 9N, al entender que sólo “una minoría” del censo se ha decantado por las tesis independentistas.

Y Mas le ha recordado que los resultados del PP en las elecciones catalanas son muy inferiores, y que si quiere saber la opinión de todos “debería defender que se pueda votar”, en alusión al referéndum de autodeterminación que reivindica.

Mas desoye a Iceta, por ahora

Mas, eso sí, no ha evitado el mayor reproche que podría recibir ahora Sánchez-Camacho. Este martes, la dirigente del PP había anunciado que la Fiscalía presentaría una querella contra Mas. Eso dio pie a una dura crítica de CiU por politizar la justicia. “Esta vez --por este miércoles en la sesión de control en el Parlament-- por lo menos no ha hablado en nombre de la Fiscalía”, le ha espetado el President.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, le ha vuelto a pedir a Mas que agote la legislatura, y que, en ese caso, podría contar con el apoyo de los socialistas para, entre otras cosas, intentar negociar un referéndum legal y acordado con el Gobierno.

Pero Mas, esta vez, ha insistido, ante Iceta, que su voluntad es “concluir el proceso político que hemos iniciado y, si puede ser, acabarlo bien”, en alusión a la necesidad de celebrar un referéndum, que podría llegar en forma de elecciones anticipadas con carácter plebiscitario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad