Mas-Colell se lava las manos de la prórroga presupuestaria

stop

El consejero se escuda en el límite de déficit impuesto por el gobierno central

29 de agosto de 2013 (18:34 CET)

El consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell (CiU), ha seguido el guión previsto para justificar que este 2013 Catalunya siga sin presupuestos autonómicos.

Los dos argumentos que ha esgrimido ante la Diputació Permanent (el órgano que sustituye al Parlament en vacaciones) este jueves eran de sobra conocidos: el gobierno central no fijó el límite de déficit final hasta la última semana de julio y que anticipar las elecciones catalanas “hizo imposible presentar el proyecto de ley dentro de los tiempos necesarios para que entraran en vigor el 1 de enero de 2014”.

Sólo su socio parlamentario, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ha apoyado el discurso. “¿Qué sentido tenía hacer unas cuentas con más de la mitad del ejercicio ejecutado?”, ha inquirido el portavoz republicano en la sesión, Pere Aragonés.

Dos mil millones de recortes

Mas-Colell ha defendido que esperar siete meses para decidir prorrogar los presupuestos de 2012 ha tenido sus frutos. La negociación con el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro (PP), ha propiciado “que se pasara del objetivo de déficit del 0,7% del PIB impuesto inicialmente al 1,58%”.

Avisa que los últimos meses del año serán “duros” y que el recorte final será de alrededor de 2.000 millones de euros. “Inferior, al menos, en 1.760 millones de euros si el objetivo de déficit hubiera sido del 0,7%”, ha añadido. A grandes rasgos, esta cifra implica reducir el presupuesto de los departamentos un 8,6% de forma lineal, tal y como se anunció a principios de agosto.

Recortes

El Ejecutivo catalán ha anunciado que intentará mitigar los efectos en los ámbitos más sensibles (sanidad, educación y servicios sociales), aunque la prórroga implica homogeneizar. El detalle concreto sobre los ajustes en todos los departamentos aún se desconoce. La oposición (PSC, PP, ICV-EUiA y Ciutadans) ha reclamado la comparecencia de cada consejero para que expliquen cómo aplicarán los recortes.

Estos partidos no han visto con buenos ojos que el Govern decidiera comparecer la última semana de agosto ante la Diputació Permanent sin concretar la prórroga presupuestaria. También han cargado contra el hecho de que el partido con mayoría en el hemiciclo catalán sea incapaz de presentar las cuentas de 2013. “Provocaría la caída del gobierno en cualquier país occidental si no fuera por el estado de agitación permanente en el que vivimos”, ha asegurado el portavoz del PSC, Maurici Lucena.

Debate


Los socialistas catalanes coinciden con ICV-EUiA al señalar que la prórroga es un intento de “evitar el debate de los recortes”, en palabras del ecosocialista Joan Herrera. Especialmente, por parte de ERC. Unas declaraciones en línea a la argumentación del PP, quien asegura que CiU está atado de pies y manos a la voluntad de los independentistas. En su intervención, también ha defendido que el Estado es el único que financia el déficit catalán ante el cierre de los mercados, según sus argumentos.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha tachado de “fraude democrático” la prórroga presupuestaria. “Existen recortes y nuevos impuestos, pero no los quieren enseñar. Es una estafa y un fraude a los ciudadanos, que son los que pagan los impuestos”, ha señalado.

Contencioso administrativo

De forma paralela a la prórroga presupuestaria, el Govern de Artur Mas (CiU) ha reiterado su intención de presentar un recurso contencioso administrativo contra el reparto del déficit entre administración central y comunidades autónomas hasta 2016.

El argumento es el mismo que el usado en los pasados febrero y 6 de agosto, cuando el Govern envió sendos requerimientos al Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP). En ellos, argumentaba que Montoro incumple con la ley orgánica de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

Según su punto de vista, falla en el calendario, ya que “obligan a presentar un superávit estructural en 2016”, en palabras del consejero; y porque contradice el principio de proporcionalidad, ya que las comunidades autónomas asumen la mayor parte de ella. El objetivo, flexibilizar más el límite de déficit para Catalunya.

Presupuesto de 2014

“Hoy empieza otra batalla: la de presentar un presupuesto para 2014”, ha sentenciado Mas-Colell al final de su intervención.

El objetivo del Govern es que “no sea contractivo”. Confía en poder compensar el ajuste en la partida de gastos con mayores ingresos. Para ello, contará con algunos nuevos impuestos que han quedado en el tintero en esta prórroga, como recuperar el impuesto de sucesiones pactado con ERC en junio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad