Mas culpa al Gobierno central de cerrar 2012 con un déficit del 2,3%

stop

El Ejecutivo catalán acusa a Rajoy de “deslealtad” por recorrer los nuevos impuestos de la Generalitat y no pagar deudas pendientes

Andreu Mas-Colell, Artur Mas y Francesc Homs en la rueda de prensa tras el Consell Executiu - EFE/ Toni Garriga

22 de enero de 2013 (17:12 CET)

Catalunya ha cerrado el ejercicio 2012 con un déficit del 2,3% del PIB, lejos del 1,5% exigido por el Gobierno del Estado. Así lo ha reconocido en la rueda de prensa tras el Consejo Ejecutivo el conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell. El político asegura que se ha hecho “el trabajo necesario” para reducir el presupuesto pero que ha tenido que lidiar con la rigidez del Gobierno central.

Más lejos ha ido el presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien también ha estado presente en la comparecencia ante los medios. Directamente, ha acusado de “deslealtad” al Ejecutivo de Mariano Rajoy por provocar el desvío de las cuentas públicas catalanas. Según su punto de vista, el ahogo es tal, que el único escenario posible es el que se plantea al reivindicar el “derecho a decidir”.

“Ambiente hostil”

“Cuando uno hace lo que puede y en un ambiente hostil, no está obligado a más”, afirma el presidente catalán. Tanto él como Mas-Colell han reprochado a Rajoy que haya recurrido nuevos impuestos creados para mejorar los ingresos de Catalunya, como el euro por receta, o el desajuste que ha provocado en el ejercicio la multa de 24 millones de euros por el retraso en el pago de las cuotas de la Seguridad Social o el incremento del tipo impositivo del IVA.

Además, recuerdan que el Gobierno central debe dinero al catalán. Concretamente, 1.511 millones de euros (el 0,77% de su PIB) previstos en la disposición adicional tercera del Estatut para inversiones en infraestructuras. “Sin al centrifugación” del Estado del déficit hacia las autonomías, Catalunya hubiera cerrado el ejercicio con un déficit del 1,53%, afirma Mas-Colell.

Venta de patrimonio

Según el conseller de Economia i Coneixement, en los últimos dos años el gasto ordinario de la Generalitat se ha recortado en 5,7 millones de euros. En su comparecencia, ha explicado que el gasto no financiero del Govern en 2012 se redujo 1.460 millones de euros, cifra que representa el 5,8% menos que la misma partida en el año anterior.

Además, ha recordado que las operaciones de venta de patrimonio han permitido a la Generalitat disponer de unos ingresos extraordinarios a finales de año de 1.343 millones de euros. El importe que se ha podido reducir de deuda ordinaria tras concesionar la gestión de los túneles de Vallvidrera y el Cadí a un consorcio liderado por Abertis, y la compleja operación de Aigües Ter Llobregat, que ahora está en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC).

Límite de 2013

Mas también ha cargado contra el objetivo de déficit del 0,7% que el Ejecutivo central ha fijado para 2013. “En plena recesión, es absolutamente desproporcionado”, ha declarado. Recuerda que significa recortar tanto como los ejercicio 2011 y 2012 conjuntos. “El déficit fiscal es una losa”, ha sentenciado.

La Generalitat seguirá reclamando a Rajoy que relaje este límite. “Podría poner en peligro los pilares del Estado del Bienestar”, avisa el president.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad