Mas elige a Munté para copresidir Convergència

stop

El ex presidente se dispone a dirigir el nuevo partido, si le avala la militancia, y reclama que toda la dirección respete la paridad de género

El presidente del PDECat, Artur Mas. | EFE

Barcelona, 06 de julio de 2016 (14:01 CET)

Artur Mas no se va. Pero tampoco está del todo. Será su forma de liderar el nuevo partido que surgirá de las cenizas de Convergència en el congreso de este fin de semana. Opta a la presidencia del partido, y ha elegido a la consellera Neus Munté como copresidenta, con la idea de prepararle el terreno a medio plazo para que lidere el nuevo espacio político, tal y como avanzó Economía Digital.
Mas ha comparecido en la sede de Convergència para explicar su propuesta. La gran novedad es que el partido "no necesariamente tendrá un secretario general". Con ello se deja de lado la posible batalla entre algunos dirigentes orgánicos que aspiraban a ello, como Josep Rull o Jordi Turull. Todo está pendiente, ha insistido Mas, de lo que decida la militancia. Pero en Convergència no hay otro referente que Artur Mas.

En su alocución, Mas no ha desvelado a su acompañante en la presidencia, pero fuentes de la actual dirección han confirmado lo que apuntó Economía Digital, y es que será Neus Munté. 

Hombre-mujer

La idea, por tanto, es que "se respete siempre la paridad de género en la presidencia", con un tándem hombre-mujer. La propuesta es que Artur Mas sea presidente y Neus Munté vicepresidenta.
Para el día a día, para las cuestiones más orgánicas, se pretende designar una ejecutiva de doce miembros, con la misma exigencia de paridad de género.

En paralelo, Artur Mas liderará una plataforma de carácter intelectual, que busque ensanchar el proyecto independentista, aunque se prefiere volver al término "soberanista", con el objetivo de reclutar a las amplias clases medidas catalanas.


Ser y no ser Convergència

Es decir, se busca una nueva Convergència, que pasa por ser la antigua Convergència –en cuanto a aspiraciones electorales, para ocupar un espacio central-- pero con otro nombre.

Mas no ha desvelado su propuesta sobre el nombre, pero hay dos ideas: una, en la que no aparezca ninguna alusión a CDC, y otra que la incorpore, para enlazar con la militancia de toda la vida.
Una de las fórmulas que se ha decidido es que el nuevo partido se federará a la actual Convergència, por motivos jurídicos, y para mantener todos los derechos del actual partido, como su actual representación en el Congreso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad