Mas se juega el proyecto soberanista en Barcelona

stop

PROCESO INDEPENDENTISTA

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la líder de Guanyem, Ada Colau

Barcelona, 15 de enero de 2015 (21:55 CET)

Como si fuera un largo viaje –no sabe todavía hacia dónde-- la próxima estación de Artur Mas es Barcelona. El President, que se ha dedicado a "acompañar" el proceso soberanista, con el ánimo de alargar los plazos, es consciente de que se la juega en la capital catalana.

El President llegó a un acuerdo este miércoles con el líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, para anticipar las elecciones al 27 de septiembre de este año. Y, al margen de comprometerse para establecer una hoja de ruta clara hacia la independencia, los dos dirigentes acordaron que CiU y ERC, "priorizarán" pactos en las elecciones municipales. ¿Pero, y Barcelona?

Un modelo alternativo al del alcalde Trias


El candidato de Esquerra a la alcaldía, Alfred Bosch, se ha descolgado de ese compromiso casi de inmediato. Este jueves, el alcaldable republicano rechazó que el acuerdo suscrito sea trasladable a Barcelona, y afirmó que su opción es buscar un gobierno municipal de izquierdas para cambiar el modelo de ciudad. "En el caso de Barcelona nos presentamos como alternativa al gobierno de Xavier Trias. Representamos otro modelo y queremos gobernar la ciudad", precisó.

La capital catalana será, realmente, el gran laboratorio político en las elecciones municipales de mayo, que podría condicionar los comicios al Parlament del 27 de septiembre. El gran movimiento que se está organizando es el de Guanyem, que encabezará la activista y ex portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau. Se trata de una coalición electoral que ultima estos días la candidatura, formada por miembros de Guanyem, Podemos, Procés Constituent e ICV-EUiA.

Ada Colau, ¿nueva alcaldesa?


Los análisis internos que maneja Guanyem les sitúa en las primeras posiciones. Es decir, Colau podría ser la nueva alcaldesa de Barcelona, o, en todo caso, ser la alcaldable mejor situada a la espera de los acuerdos posteriores. Es con Guanyem con quien Bosch desearía llegar a acuerdos, aunque podría entrar en un choque directo con la dirección de Esquerra.

Fuentes de las formaciones que se integran en Guanyem ven con "escepticismo" la posición de Bosch, porque entienden que "Junqueras no se lo permitirá". Esquerra no podría dejar a Mas sin la alcaldía de Barcelona, mantienen las mismas fuentes, cuando, después del verano, se celebraran elecciones al Parlament. "Y eso la dirección convergente no lo toleraría", se añade.

Pero en Esquerra se respeta la "autonomía local". El propio Junqueras aseguró este jueves en Rac1, que nunca recibió una indicación para llegar a acuerdos concretos por parte de la dirección republicana en su etapa de concejal en Sant Vicenç dels Horts. Aunque esta vez podría ser diferente.

La nueva izquierda quiere ganar posiciones en todos los distritos


La cuestión es que todos los partidos aspiran a lograr en Barcelona una plataforma que les lleve hasta el Parlament. En el caso de Guanyem, al margen de la propia personalidad de Colau y de su capacidad como candidata, las fuentes consultadas aseguran que el gran problema será obtener un buen resultado en distritos como el Eixample o Les Corts.

Porque para ganar Barcelona, "hay que tener muchos votos en todos los distritos, aunque no se gane en todos". Las esperanzas ahora de Guanyem, donde se integrará la estructura de Podemos en la ciudad, que dirige Marc Bertomeu, están depositadas en distritos como Sant Martí, Sant Andreu, Sants, o Nou Barris, el bastión en el que sigue confiando el PSC que lidera Jaume Collboni en la capital catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad