Mas tendrá que explicar la carta de Acciona al Parlament

stop

'GUERRA DEL AGUA'

Salvador Milà, diputado de ICV-EUiA | Cedida

03 de julio de 2013 (20:52 CET)

Pese a la intención de guardar bajo llave la carta de garantías de indemnización de la Generalitat a Acciona por si pierde la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL), el President Artur Mas no podrá dilatar más hablar del documento en el Parlament. Al menos, para reconocer qué clase de escrito es --el presidente de la gestora, José Manuel Entrecanales, anunció en la junta de accionistas de hace un mes que se trataba de una misiva-- y si fue él quién lo firmó o algún otro conseller o alto cargo del Govern de CiU.

El culpable: ICV-EUiA. La mesa del Parlament ha aceptado a trámite la pregunta por escrito presentada por el diputado ecosocialista Salvador Milà hace diez días. En ella, exige al President que detalle los motivos que empujaron al Ejecutivo a “ofrecer garantías de indemnizar los daños y perjuicios que se puedan ocasionar a dicha empresa como consecuencia de las posibles resoluciones judiciales”, tal y como reza el escrito.

Consecuencias económicas

Milà también reclamará que Mas dé información sobre el documento facilitado a Acciona en el debate que se retomará este jueves por la mañana en el Parlament. En declaraciones a Economía Digital, asegura que su grupo ha pedido en múltiples ocasiones conocer los detalles del escrito, “pero ha sido inútil”.

ICV-EUiA defiende que el Govern debe recuperar cuanto antes el control de la gestora de agua en alta (la que ofrece el servicio del lugar de captación hasta los depósitos de cabecera de los municipios). Si prorroga más tomar esta decisión, las consecuencias económicas de una sentencia judicial contraria a la adjudicación actual pueden ser nefastas para las maltrechas arcas públicas catalanas. Una interpretación que también hace el socio de gobierno de Mas, ERC. Eso sí, con la boca pequeña.

En la pregunta al President, los ecosocialistas también reclaman a CiU que estime el coste que debería asumir si se anula la adjudicación actual y si tendría que pagar al competidor de Acciona, Aguas de Barcelona (Agbar), si finalmente se queda con la gestión de ATLL.

Último 'ataque' al OARCC

“Lo más lógico es volver al momento de la adjudicación, hay demasiados incógnitas y supuestas manipulaciones en el proceso”, añade el diputado. En este sentido, recuerda el último ataque de la Generalitat a su órgano de mediación en la contratación pública, el OARCC, quien señaló en diciembre que la oferta de Acciona no cumple con el pliego de condiciones del contrato y se debe desestimar. Su resolución desató la guerra del agua en Catalunya.

El Govern acusó al OARCC ante el TSJC de tramar junto al director de la empresa pública de Infraestructuras de Catalunya (antigua Gisa), Juan Antonio Rosell, un plan en contra de la oferta de Acciona antes de emitir su polémica conclusión. El mediador aclaró poco después ante el tribunal que es competente para preguntar a otros órganos especializados en contrataciones públicas (como Infraestructuras de Catalunya) su opinión respecto a una adjudicación. De hecho, es una de sus prácticas habituales, tal y como asegura en el escrito que ya está en manos de los magistrados.

¿Práctica frecuente?

A ICV-EUiA también le preocupa si Mas o alguien de su equipo de gobierno firma documentos como el que ha entregado a Acciona en otras adjudicaciones que son polémicas. “¿Es práctica común, frecuente o excepcional del Govern de la Generalitat que el President remita cartas personales dando garantías de indemnización a las empresas contratistas?”, pregunta en el escrito.

Incluso va un paso más allá: “¿Ha remitido una carta o comunicación personal o oficial a la empresa Agbar similar a la que ha remitido a la empresa Acciona?”.

Falta saber cómo y cuándo tiene intención de contestar Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad