La alcaldesa Mercè Conesa y la concejal Susana Pellicer (derecha) presentaron esta semana la memoria de políticas sociales de Sant Cugat del Vallès. Se han comprometido a impulsar un salario mínimo.

Una liberal del Pdecat arrebata a Colau la bandera del salario mínimo

stop

La presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, defiende salarios mínimos de 15.000 euros en los contratos públicos

Josep Maria Casas

Economía Digital

La alcaldesa Mercè Conesa y la concejal Susana Pellicer (derecha) presentaron esta semana la memoria de políticas sociales de Sant Cugat del Vallès. Se han comprometido a impulsar un salario mínimo.

Barcelona, 16 de junio de 2017 (06:55 CET)

El Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès establecerá un salario mínimo superior a los 15.000 euros brutos anuales. No sólo lo aplicarán a sus empleados sino que también lo exigirán en los contratos públicos. Al frente de este municipio, uno de los de renta per capita más alta de España, se encuentra Mercè Conesa, dirigente del Pdecat y presidenta de la Diputación de Barcelona.

Fuentes municipales precisan que exigirán el cumplimiento del salario mínimo en los contratos públicos. Cuando se contraten servicios externos o se liciten concesiones, se establecerán “cláusulas de dignificación salarial” en los pliegos de condiciones. Aún no se ha decidido el importe del salario mínimo, pero las fuentes consultadas indican que no será inferior a los 15.000 euros brutos anuales. Esta es la cuantía que se acordó en una reciente reunión del Consejo de alcaldes y alcaldesas del Vallès Occidental, del que forma parte Conesa.

Estas fuentes indican que, si los ayuntamientos de esta comarca han fijado el salario mínimo en 15.000 euros, a Sant Cugat le correspondería aumentarlo porque el coste de vida es más elevado en este municipio.

Conesa da más que Colau

Sorprendentemente, Conesa, representante del sector liberal del Pdecat, ha arrebatado la bandera del salario mínimo a la alcaldesa Ada Colau. Su formación, Barcelona en comú, defiende un “salario mínimo de ciudad” superior a los mil euros brutos mensuales. Presentaron un estudio de la consultora Daleph que lo fijaba en 1.048 euros. Lo reclaman para todos los trabajadores, sean empleados municipales o no, aunque reconocen que se trata de una competencia estatal. De todas formas, este salario sería inferior al que propone Conesa y el resto de alcaldes vallesanos.

En una reciente reunión del consejo de alcaldes vallesanos, su presidente, el socialista Ignasi González, informó que han encargado a la Diputación de Barcelona –presidida por Conesa- un dictamen que dé garantías a los ayuntamientos sobre el salario mínimo. Piensan aplicarlo tanto en los procesos de contratación propios como en los pliegos de las empresas concesionarias. Giménez, alcalde de Castellar del Vallès, considera que el actual salario mínimo interprofesional es insuficiente para sacar a los trabajadores de la precariedad.

Salario mínimo: Mercé Conesa y los alcaldes del Vallés lo sitúan en 15.000 euros brutos anuales

Los especialistas en contratación pública consultados por este diario indican que es necesario que se concrete esta medida antes de pronunciarse sobre su legalidad o sus efectos. El abogado Miguel López Abellán recuerda que los contratos ya tienen como límite lo establecido en los convenios colectivos de los respectivos sectores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad