Montoro carga contra Mas por mezclar cifras, a sabiendas, en su memorial de agravios

stop

TRAS LAS CIFRAS DE MAS

16 de octubre de 2013 (13:29 CET)

El Gobierno sigue en su posición de máxima exigencia a las autonomías, y, en especial, a Catalunya. El memorial de agravios presentado por el Govern de Artur Mas, que alcanza los 9.375 millones de euros, ha dejado al Ejecutivo de Mariano Rajoy, totalmente sorprendido porque, según el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, se “mezclan cifras y conceptos”, a sabiendas, para lograr un objetivo político y presentar al Gobierno central como incumplidor.

Montoro ha sido contundente este miércoles, a la espera de tener a punto un documento en el que rebatirá, punto por punto, las cifras de la Generalitat. Montoro considera que Mas actúa “con una actitud poco inteligente y poco propia de las circunstancias que vivimos”.

El ministro se ha limitado a pedir al gobierno catalán que gestione lo mejor que pueda con el objeto de reducir el déficit público para que la economía catalana vuelva a crecer lo antes posible. A juicio de Montoro, elaborar un informe con esos supuestos agravios de la administración central “ayuda muy poco a serenar el debate”.

Las inversiones del Estatut

Y es que el Govern de Artur Mas sigue defendiendo que el Estado no ha invertido en Catalunya unos 5.748 millones de euros, de los 9.375 del total que reclama, en virtud de la disposición adicional tercera del Estatut. Pero es que el Tribunal Constitucional anuló ese precepto en el Estatut, con su sentencia en 2010. Lo dejó como una cuestión que ya no era obligatoria para los gobiernos españoles.

Montoro, en todo caso, ha recordado que esos recursos eran para inversiones, y que ahora la crisis obliga a reducirlas. “Catalunya no va a salir de la crisis con más inversión pública. Porque esa inversión hay que financiarla con más deuda", ha sentenciado Montoro. "Y no hay dinero", ha remachado.

El pago a proveedores

Otra de las reclamaciones del Ejecutivo de Artur Mas es que el Gobierno ha reorientado los criterios del Fondo de Liquidez Autonómica, que sirve a Montoro como arma arrojadiza para insistir en que autonomías como Catalunya se financian gracias al Gobierno español. Según el conseller de Presidència, Francesc Homs, el Gobierno ha eliminado del FLA 1.700 millones de euros, que iban destinados al pago de proveedores.

Para Montoro la historia es diferente. “No hay que inducir a la confusión”, ha asegurado. “Ningún proveedor se va a quedar sin cobrar por ser acreedor de la Generalitat", porque de lo que se trata es que no se puede pagar dos veces por el mismo concepto".

El argumento es que Hacienda ha descontado del FLA, en 2013, el fondo que se destina a las comunidades por el Plan de Pago a Proveedores, para pagar las facturas de ese mismo año. Para la Generalitat, en cambio, el Gobierno ha decidido cambiar el criterio que le deja con más problemas para pagar a sus proveedores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad