Montoro desconoce cuándo podrá devolver la paga extra a los funcionarios

stop

El ministro señala que la mejora del déficit prevista para este ejercicio viene del ahorro de intereses y de la revisión pendiente de PIB y que no se puede destinar a ninguna otra partida

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados | EP

14 de mayo de 2014 (12:59 CET)

“De sobrar, no sobra nada”. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha señalado este miércoles en los pasillos del Congreso de los Diputados que el Presupuesto del Estado no permite trasvasar ninguna partida. Por lo que los funcionarios del Estado no cobrarán la paga extraordinaria que se les eliminó en 2012. De hecho, Montoro desconoce la fecha exacta de cuándo se realizará el desembolso.

No se permite ni siquiera hacer una aproximación en este sentido. El ministro ha afirmado en el hemiciclo que los trabajadores públicos percibirán la retribución “cuando lo permitan los objetivos presupuestarios”. Por el momento, no hay margen.

Programa de Estabilidad

Tampoco existe para rebajar las exigencias en el recorte del déficit público que este año deben asumir las Comunidades Autónomas, tal y como solicitó el responsable de finanzas de Catalunya, Andreu Mas-Colell. “El lenguaje de que nos sobran 3.000 millones de euros es inapropiado. El objetivo que marcamos en el Programa de Estabilidad de reducción en tres décimas viene del ahorro de intereses e incluso de la propia revisión del PIB que está por hacer”, reitera Montoro.

El PP no se sale del guión. El ahorro en el gasto estatal se destinará íntegramente a mantener un “objetivo exigente” de limitación del déficit. El Gobierno espera terminar este año con una deuda del 5,5% del PIB en lugar del 5,8% que le había indicado inicialmente Bruselas.

Exigencia en 2015

“Acercará a la senda de convergencia del año próximo”, indica el ministro. En 2015, España debe limitar la tasa al 4,2% del PIB, un paso vertiginoso más asumible, según el argumento de Montoro, si en el ejercicio vigente el objetivo autoimpuesto por el Ejecutivo es más ambicioso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad