Núñez agotará todas las vías para prolongar su estancia en casa

stop

La estrategia de Martell

José Luis Núñez junto a su ficha penitenciaria

25 de febrero de 2015 (21:19 CET)

José Luis Núñez no quiere volver a dejar su casa. Renegado a aceptar la decisión del juzgado de vigilancia penitenciaria número 6 de Cataluña, el expresidente del Barça ha sido tajante a la hora de pedir a sus abogados que no perdonen ni un solo día. Es decir, que no le hagan estar a tiempo completo entre rejas ni un día más de los estrictamente necesarios. Su abogado, Cristóbal Martell, ya tiene una estrategia ideada para cumplir con las pretensiones de su cliente.

El penalista nacido en Caracas apurará los plazos y agotará todas las vías posibles para prolongar el tercer grado penitenciario (semilibertad) a los Núñez, que les permite estar en su domicilio mientras brilla la luz del sol. Entrada la noche, no tienen más remedio que dormir en su celda doble destinada a presidiarios que requieren de protección especial.

Recurso de reforma y recurso ante la Audiencia Provincial

El primer paso consistirá en presentar un recurso de reforma este mismo jueves contra el auto del juzgado que obliga a los Núñez a regresar al segundo grado penitenciario. Una acción que simplemente servirá para ganar algo de tiempo. Fuentes jurídicas consultadas por este diario aseguran que el despacho de Martell ya trabaja bajo la premisa de que el juzgado ratificará el ingreso ordinario de los Núñez en segundo grado.

Una vez ratificado el hipotético reingreso a tiempo completo, Martell presentará otro recurso. Esta vez, ante la Audiencia Provincial de Barcelona. La sala 21 de la Audiencia será la encargada de conocer el caso y de dictar un nuevo auto. El tiempo estimado que se podría alargar el proceso en este supuesto es de entre tres y cuatro meses, según fuentes judiciales.

"Buscan ganar tiempo"

Las mismas fuentes resumen así la estrategia de Núñez: "Buscan ganar tiempo. Los días que tarde en pronunciarse la justicia son días que gana Núñez para poder estar en casa".

Los Núñez fueron condenados a cumplir una pena de dos años y dos meses de cárcel por un delito de cohecho activo y otro de falsedad documental. Sin embargo, lo más probable es que solamente pasen una cuarta parte de la condena entre rejas.

La cuarta parte de la condena

"A partir de la cuarta parte de la condena, cualquier reo tiene derecho al tercer grado penitenciario. En un caso como el de Núñez, de 81 años, lo normal es que se lo concedan", explican las mismas fuentes. Si siguen así las cosas, el expresidente azulgrana habrá cumplido prácticamente la totalidad de ese cuarto de la pena en una situación de semilibertad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad