Núria Marín denuncia la presión a los alcaldes para “calentar” el 1-O

stop

La alcaldesa de L’Hospitalet asegura que el soberanismo sólo quiere “calentar el ambiente” con la presión a los alcaldes, porque los locales ya los tienen

Manel Manchón

Economía Digital

La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín con su asesor Daniel Salinero, organizador de la Feria de Abril de Barcelona.
La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín con su asesor Daniel Salinero, organizador de la Feria de Abril de Barcelona.

Barcelona, 16 de septiembre de 2017 (20:30 CET)

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, es combativa. Dice las cosas que cree, y gobierna la segunda ciudad de Cataluña. Tras su actitud frente al presidente Carles Puigdemont, cuando le dijo que dejara a los alcaldes en paz, que no les presionara para colaborar con el 1-O, le llamó el presidente Mariano Rajoy, como explicó Economía Digital.

Marín, que prefiere mantener el contenido de esa conversación en el ámbito de la privacidad, pese a que se pudo conocer que Rajoy le trasladó que él recibe enormes presiones para que tome medidas más drásticas respecto al 1-O, asegura que la intención del soberanismo con esas presiones a los alcaldes, es “calentar a los ciudadanos”, porque, en realidad, los locales ya los tiene la Generalitat y no necesita los locales municipales.

Marín ha afirmado en una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, que la intención de Puigdemont y de todas las entidades soberanistas, es mantener la tensión hasta el 1-O, buscando las cosquillas a los alcaldes reticentes. “Se quiere calentar a los ciudadanos, para que en cada ciudad o pueblo haya debate sobre si ceder o no espacios, dónde ir a votar e incorporar a más protagonistas de esta historia”.

Marín entiende que Puigdemont no necesita en la práctica ningún local de los ayuntamientos

Marín habló con Rajoy de la situación en Cataluña. Su papel es en estos momentos central en la política catalana, porque, junto con Miquel Iceta, representa un espacio que puede ser determinante cuando se celebren las próximas elecciones autonómicas.

Los socialistas, que están en contra del 1-O, han liderado el debate parlamentario en las últimas semanas, y convencieron de la estrategia que se debía seguir en el pleno sobre la aprobación de la ley del referéndum al PP y a Ciudadanos. Marín ha sabido, además, mantener una buena interlocución con cargos y miembros del gobierno de Rajoy.

Marín pide un acuerdo a partir del 2 de octubre, y elecciones como muy tarde en la primavera de 2018

Por todo ello, la alcaldesa de L’Hospitalet asegura que a partir del 2 de octubre se debe trabajar para llegar a “un nuevo pacto”, con “piezas que se quemarán”. Es decir, difícilmente el Gobierno español podrá tener como interlocutores a los dirigentes soberanistas después de seguir adelante, sin respetar al Tribunal Constitucional, con el intento de celebrar el 1-O.

La idea de Marín es afrontar una reforma de la Constitución, que integre un nuevo pacto con Cataluña, y que se celebren elecciones autonómicas para buscar una vía de salida en la política catalana. Según Marín esas elecciones se podrían convocar, como muy tarde, “en la primavera de 2018”.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad