La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, acompañada por el vicepresidente primero de la Mesa, Lluis Guinó. Forcadell apura los plazos para aprobar la ley del referéndum. | EFE

Otro día histórico para “el procés” acaba en excusas con voz temblorosa

stop

La Mesa del Parlament aplaza la tramitación de la ley del referéndum mientras el Constitucional noquea la independencia exprés

Economía Digital

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, acompañada por el vicepresidente primero de la Mesa, Lluis Guinó. Forcadell apura los plazos para aprobar la ley del referéndum. | EFE

Barcelona, 09 de agosto de 2017 (16:00 CET)

Iba a ser un paso decisivo para el llamado "procés" de independencia y ha acabado por convertirse en una retahíla de excusas ante los medios de comunicación. Si la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, aspiraba a celebrar la tramitación de la ley del referéndum, finalmente se ha visto rodeada de micrófonos a los que ha atendido a base de evasivas con voz temblona. “Todavía estoy valorando el inicio de la tramitación debido a la complejidad de la ley”, es lo único que ha atinado a declarar.

Imputada por permitir la votación de dos resoluciones a favor de la consulta, Forcadell ha admitido que “la presión judicial” contra la Mesa ha influido en el aplazamiento. De este modo, la proposición de ley registrada a finales de julio por Junts pel sí y la CUP gana tiempo aunque se queda estancada. El próximo desafío al Estado deberá esperar. 

La decisión de este miércoles, sin embargo, permite a los políticos separatistas esquivar el recurso que podría haber presentado este mismo miércoles el Gobierno al celebrarse un Consejo de Ministros con motivo de la huelga de los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. Sobre la mesa no sólo está la impugnación, también la inhabilitación de los representantes del Parlament.

Rajoy ya ha avisado que recorrerá la ley al Constitucional

Lo que es seguro es que la norma no tendrá largo recorrido. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avisó a comienzos de agosto que impugnaría el edicto ante el Tribunal Constitucional tras ser admitido a trámite por la Mesa. A diferencia de otras ocasiones, no esperará a que la norma llegue al pleno.

El PSOE ya ha manifestado que apoyará al Gobierno cuando recurra el texto. La vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, ha pedido “más energía” a Rajoy “para desmontar el independentismo”.

La opción más probable es que Puigdemont apruebe la ley en el pleno de los días 6 y 7 de septiembre

¿Qué calendario tiene ahora Carles Puigdemont? Lo más probable es que el texto se apruebe en el pleno parlamentario del 6 y 7 de septiembre, a pocos días de la Diada. Una impugnación serviría para alentar otra protesta masiva para el 11 de setiembre. Antes de esa fecha, la Mesa todavía debe reunirse en dos ocasiones.

No obstante, El País apunta la posibilidad de que el Ejecutivo catalán asuma el mando y tramite la ley por su cuenta, ya sea a través de una propuesta de ley o un decreto.

La dilación ha levantado las críticas de la oposición, pues los edictos se acostumbran a tramitar en la siguiente reunión que celebra la Mesa una vez son registradas. El portavoz de Ciudadanos, Fernando de Páramo, ha considerado “una salvajada” la omisión. La culpa, según él, de la responsable de elaborar el orden del día: Forcadell. “No es la presidenta del Parlament, sigue siendo la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana”, ha ironizado. 

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad