El presidente del Partido Popular, Pablo Casado.EFE/Fernando Alvarado

Pablo Casado lanza un plan B al 155 en Cataluña

stop

El líder del PP quiere limitar las competencias de la Generalitat mediante un paquete legislativo alternativo al artículo 155

Barcelona, 01 de abril de 2019 (18:40 CET)

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, sigue decidido a aplicar el artículo 155 en Cataluña si llega al Gobierno, aunque tenga que impulsar en solitario la intervención de la Generalitat. Sin embargo, Casado ha comenzado a valorar otras medidas en lugar del 155 ante la posibilidad de que el PP no reúna los apoyos suficientes para su aprobación en el Senado.

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno ha llegado a la conclusión de que se puede limitar las competencias de la Generalitat mediante medidas impulsadas por el Consejo de Ministros y también mediante iniciativas aprobadas en el Senado.

Con la ley de Acción Exterior, por ejemplo, Casado considera que podría suprimirse el aparato paradiplomático de la Generalitat. Con esta ley, dijo el líder del PP, podría eliminarse el Diplocat y también las llamadas “embajadas catalanas”

Otra de las propuestas de Casado es hacer prevalecer la Guardia Civil y la Policía Nacional sobre los Mossos d'Esquadra. En este caso, el PP optaría por la ley de Seguridad Nacional o la ley de Seguridad Ciudadana: así los cuerpos de seguridad nacionales tendrían más autoridad que la policía autonómica. 

Casado señala TV3

Los populares también quieren entrar en el tema lingüístico en las escuela. Casado llamó a poner fin al “adoctrinamiento” en los centros escolares y a poner el castellano en situación de igualdad con el catalán. A estas medidas quiere añadir el cierre de TV3 con la aplicación de la ley de las Televisiones Autonómicas.

Con todo este paquete legislativo, Casado pondría en marcha su particular 155. La conclusión del líder del PP es que “ya no se puede transferir más a las autonomías” y que hay que “cumplir la ley y blindar las competencias y la igualdad de todos los españoles”, así como “reforzar el estado sin tocar la Constitución”.

Casado consideró en que el Estado de las Autonomías se ha tensado demasiado hasta el punto de que “su excesiva pluralidad y diversidad” ha hecho que esa estructura pierda peso.

El líder del PP ya se manifestó en contra de la primera y única aplicación del 155 porque, a su juicio, sólo fue una medida instrumental para poder convocar elecciones en diciembre de 2017. El líder del PP es partidario de una aplicación larga del 155 y de dejar, en todo caso, la prórroga en manos del Senado para mantener el control sobre los Mossos y los medios de comunicación públicos de la Generalitat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad