El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un acto en Zamora el 17 de mayo. Foto: EFE/MAM

Pablo Iglesias pide ministerios a Pedro Sánchez

stop

Después de cerrar el acuerdo para la Mesa del Congreso, Pablo Iglesias se prepara para la investidura, que apoyará a cambio de al menos un ministerio

Economía Digital

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un acto en Zamora el 17 de mayo. Foto: EFE/MAM

Barcelona, 18 de mayo de 2019 (13:49 CET)

Después de cerrar un pacto para dominar la Mesa del Congreso, el PSOE y Podemos ya avanzan en la transacción, con la formación morada consiguiendo el viernes sus primeras sillas de poder: la vicepresidencia primera y secretaría primera del Congreso de los Diputados. Pero Pablo Iglesias quiere que Pedro Sánchez también le dé algunos ministerios.

Fuentes de la formación morada se han mostrado convencidas de que, por la agilidad con la que firmaron el acuerdo para la Mesa del Congreso, seguro que también se verá beneficiada en la repartición de los ministerios, pese a que los socialistas mantienen que su opción favorita sigue siendo la de gobernar en solitario.

Haciendo oídos sordos a las declaraciones públicas del PSOE, y señalando la sensación de que en las conversaciones con Sánchez se percibió una apertura a esta posibilidad, en Podemos esperan al menos un ministerio en el próximo Gobierno, según declaraciones de fuentes del partido recogidas por Efe.

En el episodio del podcast 'La plaza' de esta semana, sobre el minuto 20', los tertulianos de Economía Digital conversan sobre los posibles nombramientos del PSOE en el Congreso y el Senado.

Iglesias también quiere seducir a Sánchez en municipios y autonomías

Además de la convicción de que pondrán pie en algún ministerio, en Podemos creen que después de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo también formarán gobiernos de coalición en algunas partes de España. Aunque son reticentes a la hora de revelar el contenido de sus conversaciones con Sánchez.

El partido de Iglesias, no obstante, rechaza dar un cheque en blanco en la investidura y reinvindicará estar en el Ejecutivo central "hasta las últimas consecuencias". No se ven llegando a ese punto, porque la relación con Sánchez es saludable, pero reconocen que hay sensibilidades entre los barones del PSOE contra las que tendrán que luchar.

Ahora viene la parte difícil: la investidura. Si bien el acuerdo de la Mesa del Congreso es "un buen punto de partida", como dijo Iglesias el viernes, también es cierto que el secretario general de Podemos pidió prudencia. Y habrá que esperar a ver qué pasa el 26-M, pues la formación cree que puede haber ciudades y autonomías en las que el PSOE quiera gobernar con ellos.

Hasta ahora, las declaraciones del PSOE apuntan hacia otra dirección. "Sigue vigente la vocación del presidente del Gobierno para trabajar en solitario con nuestro programa", dijo el viernes la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad