Pedro Sánchez en su primera comparecencia de prensa tras reunir a los 22 nuevos ministros del Gobierno

Sánchez acelera los contactos con Torra

stop

El presidente del Gobierno legitima a Quim Torra como interlocutor: ignora su inhabilitación como diputado y subraya que es el presidente de la Generalitat

Barcelona, 15 de enero de 2020 (04:55 CET)

Pedro Sánchez hablaba así sobre Quim Torra hace apenas tres meses, cuando al presidente de la Generalitat le dio por telefonear compulsivamente a Moncloa: "Me ha salido un amigo nuevo que se llama señor Torra y me llama todos los días a la Moncloa. Me escribe cartas, me llama por teléfono... Pero, oye, que no me haga llamadas interurbanas, que empiece a hacer primero llamadas de tarifa urbana, que llame a Miquel Iceta (líder del PSC)".

Sánchez se tomaba a guasa a Torra, pero, a decir verdad, también se lo tomaba en serio. En todo caso, el fondo del asunto era el mismo: "No cojo el teléfono a Torra porque lo primero que tiene hacer es una llamada a la convivencia en Cataluña. No puede haber diálogo para retorcer la ley, y eso vale para el gobierno de Cataluña y para los diputados y diputadas independentistas del Parlamento de Cataluña".

Eran otros tiempos, tiempos muy lejanos. Era el pasado mes de octubre. Desde entonces, Torra no ha realizado llamada alguna a la convivencia y tampoco ha expresado su compromiso respecto al  cumplimiento del ordenamiento jurídico, sino al contrario: si algo se sabe del presidente de la Generalitat es que pretende abollar la ley para encajar a martillazos la autodeterminación.

Pero Sánchez ve el mundo muy distinto desde que fue investido presidente del Gobierno con los votos de ERC. Ni se toma a cachondeo a Torra, ni le envía ningún mensaje de firmeza. "Estoy encantado de verme con el presidente de la Generalitat para poner en marcha el diálogo, tener la mejor de las interlocuciones y dejar atrás la vía judicial", dijo este martes, tras reunir por primera vez a sus 22 ministros.

El inhabilitado Torra

Está "encantado" y no ve ningún problema en que la Junta Electoral Central haya inhabilitado a Torra como diputado. Tanto es así que el PSC se alineó con Junts per Catalunya y ERC este martes para que la Mesa del Parlament de Cataluña mantuviera el escaño a Torra.

Así que la Junta Electoral Central ni aparece en la visión de Sánchez sobre "el conflicto catalán". "No tengo ningún problema en reunirme con el presidente de la Generalitat porque sigue siendo el presidente de la Generalitat". Fin del asunto.

Sánchez, de hecho, ha dado la instrucción al todopoderoso Iván Redondo —ascendido a director de gabinete con mando sobre todos los departamentos de asistencia al presidente—, de concretar una cita con Torra a la mayor brevedad. Cuándo y dónde se conocerá en breve. En todo caso, no hay impedimento para que la reunión se celebre en Barcelona.

El presidente del Gobierno intenta así que Junts per Catalunya, la formación de Torra y Puigdemont, no presione a ERC con el rechazo a los presupuestos generales del estado, primera gran misión del gobierno de coalición.

Sánchez intenta crear un clima adecuado para que el escenario no se envenene y para que Esquerra siga siendo su muleta. Y así hay que entender sus primeros pasos, ningún tan desacomplejado como el de nombrar a la exministra de Justicia Dolores Delgado como fiscal general del estado para "desjudicializar" el conflicto.

Sánchez y la consulta

Persisten, no obstante, los interrogantes, particularmente respecto al alcance que puede tener la consulta en Cataluña. Pero Sánchez insiste en desdibujarla y en subrayar que hay 11 estatutos de autonomía que consagran la capacidad de convocar consultas.

Sánchez promete hacerlo todo "al amparo de la Constitución", llamada a sufrir un contundente abuso por parte del presidente. Pero Sánchez incluso avista el fin del "conflicto".  "Si podemos llegar a una consulta en Cataluña es porque antes ha habido un acuerdo y eso significa que la crisis se habrá resuelto".

De la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat no hay noticias. Ni 15 días ni 21. Primero, Torra.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad