Borrell con Sánchez, en el acto de inicio de campaña de las elecciones catalanas de diciembre. EFE / Quique Garcí

Pedro Sánchez y Borrell acorralan a Puigdemont en Europa

stop

La nueva presidenta de la Comisión Europea respalda los argumentos del gobierno español sobre el independentismo catalán

Madrid, 05 de agosto de 2019 (10:48 CET)

El asunto catalán no pasa desapercibido ante los ojos de la Unión Europea. La presidenta ya electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen -que tomará el cargo en noviembre- aseguró al Ejecutivo español que la institución seguirá la clara línea marcada durante estos últimos cinco años ante el independentismo catalán. La posición de la Unión Europea es clara:  defenderá el orden constitucional español.

La semana pasada, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, mantuvieron una reunión con la presidenta de la Comisión, con el objetivo de abordar los desafíos del país y de la Unión Europea de cara a los próximos cinco años. La crisis secesionista catalana también tuvo su espacio en el debate. El Gobierno entregó un dosier explicativo de la cuestión catalana sobre el origen de la crisis que ha llevado a nueve políticos y activistas catalanes ante la justicia, acusados de delitos como rebelión, sedición y malversación de caudales públicos, según la información que adelanta este lunes El Confidencial.

La posición de la Unión Europea ante Sánchez y Borrell, quien también ha sido elegido por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión para ser vicepresidente de la Comisión y alto representante para la Política Exterior, ha sido clara desde el comienzo de la crisis catalana. Ahora, con la llegada de la nueva presidenta, se reafirma el apoyo de los organismos europeos, que se mantendrán en la defensa del orden constitucional español, siguiendo la línea marcada inicialmente. 

Se refuerza el apoyo en Europa

La presidenta ya había dejado caer su posición sobre el secesionismo catalán. Ursula von der Leyen aseguró en una entrevista con el Grupo Europa que los escaños vacíos de los eurodiputados electos Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín para el Parlamento Europeo "no es una cuestión política, sino jurídica". A lo que añadió: "No es una cuestión de sentimiento, o una cuestión de opinión o política, sino que es en gran medida una cuestión jurídica". 

En esta misma línea, los líderes comunitarios siempre han ofrecido un respaldo claro a la posición del Gobierno español, desde el aún presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, al hasta hace poco presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani. De hecho, Bruselas mantiene una postura firme con la llamada "doctrina Prodi", por la que la UE defiende que cualquier región que se separe de un Estado miembro debe pedir el ingreso en la Unión Europea.

En la reunión que mantuvieron los representantes españoles con la presidenta de la Comisión la semana pasada también se abordaron cuestiones como las migraciones, el desafío del "brexit el pacto verde para hacer frente a la emergencia climática, el avance de la Europa social para poner la economía al servicio de las personas, la reforma de la unión económica y monetaria y la necesidad de trabajar por una Europa adaptada a la era digital.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad