Podemos, a un paso de ganar al PNV en Euskadi

stop

El Euskobarómetro le deja a las puertas de la victoria en las elecciones vascas, a dos escaños de los nacionalistas

Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Barcelona, 18 de marzo de 2016 (10:29 CET)

Las cosas han cambiado mucho en Euskadi en los últimos años. Como en el resto de España, Podemos ha revolucionado el mapa político. El Euskobarómetro otorga al PNV la victoria en las elecciones autonómicas que se celebarán en otoño, pero a muy corta distancia del partido que lidera Pablo Iglesias, y pese al posible ascenso de EH Bildu, eufórico tras la salida de prisión de su lider Arnaldo Otegi.

El PNV obtendría entre 22 y 23 escaños, mientras que Podemos se quedaría justo por detrás, con entre 19 y 21 diputados, lo que convierte al partido que lidera en la autonomía Nagua Alba en una pieza indispensable para la gobernabilidad del País Vasco.

En las elecciones generales ya ocurrió ese ascenso. Podemos ganó en votos las elecciones, aunque no en escaños, en favor del PNV. En Cataluña la marca de Podemos, En Comú Podem, ganó en escaños y en diputados, lo que marca un cambio sustantivo en las comunidades históricas, gobernadas durante décadas por los nacionalistas.


Segundo en todas las provincias

Por detrás de Podemos, se sitúa, según el sondeo vasco, EH Bildu, con 13 escaños; por los nueve de los socialistas vascos del PSE, ocho del PP y entre uno y tres de Ciudadanos. El PNV pasaría, según ese sondeo, de los actuales 27 diputados a los 22 o 23.

En el País Vasco la ley electoral le da un peso igual a los tres territorios de la autonomía, al margen de la población. Tanto Vizcaya, como Guipúzcoa y Álava aportan 25 diputados cada una.

El PNV gobierna ahora en solitario en Euskadi, con el apoyo de los socialistas, que han apoyado los presupuestos de los nacionalistas en los últimos dos años. El ascenso de Podemos, con un 25,2% de los votos, según el Euskobarómetro, se situaría en segunda posición en cada una de las tres provincias, y codo con codo con el PNV en Álava.


El factor Otegi

Ahora bien, los expertos señalan que el clima electoral se ve afectado por una gran volatilidad. El sondeo lo dirige el catedrátrico de la UPV/EHU Francisco Llera, que señala esa cuestión, y el hecho de que el nivel de indecisión alcanza el 24%.

La gran incógnita se centra en la posibilidad de que Arnalado Otegi pueda ser el candidato de EH Bildu a la presidencia del Gobierno vasco. Está inhabilitado hasta 2021, pero la formación abertzale considera que existe un precedente, con un parlamentario vasco de la formación, que podría llevarle a ganar el recurso contra esa decisión. Otegi se dió un baño de masas, al salir de la cárcel, hace dos semanas, y confía en obtener una victoria en las elecciones con el objeto de seguir el modelo del soberanismo catalán. Pero, por ahora, es Podemos quien ha logrado representar la idea de
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad