El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa en octubre en la Moncloa. /EFE/Zipi

PSOE y Podemos acorralan a Marlaska por el caos migratorio en Canarias

stop

Descontrol político: el PSOE pide explicaciones al ministro, Podemos exige la dimisión de Marlaska pero luego rectifica a petición del propio afectado

Madrid, 19 de noviembre de 2020 (06:55 CET)

El caos migratorio que se está dando estos días en Canarias, después de que las autoridades gubernamentales hayan permitido que más de 200 migrantes llegados en patera deambularan penosamente por la isla sin comida ni bebida ni donde cobijarse, ha provocado que tanto el PSOE como Podemos hayan colocado en el punto de mira al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Los socialistas canarios no pudieron morderse la lengua y no dudaron en calificar de "inadmisible" lo sucedido. También Unidas Podemos se lanzó al ataque contra Marlaska y su filial en Canarias pidió incluso la dimisión del ministro. Posteriormente, sin embargo, la dirección nacional de Podemos desautorizó esta exigencia. 

Ya lo dijo el general Sun Tzu: "Desconfía más de los amigos que de los enemigos". Los propios compañeros del PSOE se rebelaron ante Marlaska porque, según explican, ellos no son "responsables" del "caos" producido por la crisis migratoria estos días en Canarias y pidieron explicaciones a Interior, al igual que Unidas Podemos y, cómo no, los partidos de la oposición. 

Más de 2.000 personas llegadas estos días en situación irregular se amontonan en el campamento levantado por Cruz Roja en el puerto de Arguineguín (Gran Canaria) sin que el Gobierno haya logrado controlar la situación.

El pasado martes, Interior desalojó a 227 migrantes que permanecían allí desde hace 15 días, según cuentan los migrantes. El ministro aseguró que nadie pasa más de 72 horas en este lugar, pero la versión de estas personas llegadas en patera y barcos nodriza desmiente la ofrecida por Marlaska

La decisión de Interior supuso dejar a los migrantes a su suerte deambulando por la isla hasta que varias llamadas de vecinos alertaron al Gobierno regional y rápidamente, junto a Cruz Roja y al consistorio canario, se pusieron manos a la obra para facilitarles alojamiento a través de tres autobuses fletados por la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno

Interior se lava las manos de las órdenes a la Policía

La regidora calificó la situación de "indignante y decepcionante" por parte de Interior y, en especial, del ministro. Actualmente, nadie asume la responsabilidad de la orden dada a la Policía. 

El presidente del Gobierno regional, el socialista Ángel Víctor Torres, también exigió explicaciones a Interior, mientras PP y Podemos pidieron la destitución del ministro Marlaska y Coalición Canaria constató "el abandono más absoluto del Estado a Canarias”. 

El delegado del Gobierno en Canarias, el socialista Anselmo Pestana, sostiene que ni su equipo ni él dieron la orden de facilitar la salida de inmigrantes del campamento de Arguineguín sin tener un recurso alternativo donde alojarlos, lo que provocó una situación que "no se va a repetir".

"Es evidente que ha habido un error de coordinación que tenemos que solventar", trató de zanjar el socialista, que no dudó en elevar el problema a fenómeno "con un crecimiento por encima del 1.100%, con llegadas que ya superan las 18.000 personas en lo que va de año". 

También el secretario de Organización socialista canario, Jorge González, sacó los colores a Marlaska añadiendo que una situación como la vivida el pasado martes "no se puede volver a repetir" e instó al Estado a activar las medidas que sean necesarias para garantizar la mejor atención posible para estas personas, "que solo buscan una vida mejor y para los que Canarias no puede ser sinónimo de cárcel". 

"Los hechos son incalificables e indefendibles, y merecen una explicación clara para que no se vuelvan a repetirse", continuó el socialista. 

Podemos pide la dimisión de Marlaska 

El socio del PSOE en el Gobierno, Unidas Podemos, se sumó al frente 'antiMarlaska' por unas horas y llegó a exigir la dimisión del ministro del Interior. 

Fue la coordinadora general de Podemos Canarias, Laura Fuentes, pidió la "inmediata dimisión" de Marlaska, acusándole de jugar con la "dignidad de las personas migrantes". 

A la vista del descontrol político, la dirección nacional de Podemos tuvo que intervenir para desautorizar a su filial en Canarias.

Interior descuelga el teléfono para reprender a Podemos

Según ha podido saber Economía Digital, desde el propio Ministerio del Interior se llamó la atención a la formación de Pablo Iglesias, y de ahí surgió la desautorización de la dirección nacional a su coordinadora en la isla. 

El presidente del grupo confederal de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, trató de poner a salvo de alguna manera la estabilidad del Gobierno de coalición asegurando que la formación morada en Canarias se equivocó al solicitar la dimisión de Marlaska, dado que entre socios no se piden ceses. 

"Nosotros no pedimos la dimisión de Marlaska. Evidentemente entre socios de gobierno no se pide la dimisión de nadie. Creo que Podemos Canarias se equivocó ayer", señaló en declaraciones a La Sexta

Asens dijo que esa exigencia de cese del titular de Interior fue un error de Podemos Canarias y que el partido en el archipiélago ha matizado sus declaraciones, lo que "es positivo".

Marlaska abre una investigación

El ministro, acorralado ante las críticas de la oposición y de sus propios compañeros, anunció una investigación sobre los hechos para descubrir de dónde vinieron las órdenes. 

Marlaska, en respuesta a una pregunta de la diputada del PP Ana Vázquez este miércoles en el Congreso, aseguró que "se tomarán las medidas necesarias y precisas si se observa alguna descoordinación". 

El titular de Interior destacó que no tiene "ningún inconveniente" en reconocer esa situación porque son "casos puntuales". Calificó la situación como algo "excepcional", "complejo" y "distinto" que es "consecuencia" de un aumento de la presión migratoria por la pandemia. 

En este sentido, informó de que Interior ha "incrementado e implementado" con los países africanos "trabajos de carácter operativo, incrementando los equipos conjuntos de investigación o aumentado la Policía y la Guardia Civil en Mauritania, Senegal o Gambia", así como mejorando "el intercambio de información con Marruecos", país que, según adelantó, volverá a visitar este viernes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad