Carles Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas, el 14 de octubre, para responder a la sentencia del 'procés'. Foto: EFE/EPA/SL

Puigdemont "no se esconderá" de la justicia belga (según su abogado)

stop

El abogado de Carles Puigdemont recuerda que el expresidente catalán está en Bruselas porque "confía en la Justicia belga"

Economía Digital

Carles Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas, el 14 de octubre, para responder a la sentencia del 'procés'. Foto: EFE/EPA/SL

Barcelona, 14 de octubre de 2019 (20:49 CET)

El instructor de la causa del procés en el Tribunal Supremo, el magistrado Pablo Llarena, ha reactivado este lunes la euroorden de detención y entrega a España de Carles Puigdemont. Es la tercera vez que el juez intenta traer de regreso al país al fugitivo independentista y máximo responsable del referéndum ilegal del 1-O, pero la primera que se tramita la orden de detención y entrega ya con la sentencia condenatoria del caso en mano.

Ante la nueva e inminente orden europea, Puigdemont estaría comprometido a colaborar con la Justicia, pero más con la belga que con la española. Convenientemente, Bélgica no contempla el delito de sedición por el que fueron condenados los demás líderes independentistas, por lo que previsiblemente el expresident seguirá refugiándose en el país del noroeste europeo. Y por ello se ha mostrado tan anuente a presentarse ante la Justicia.

El abogado belga de Puigdemont, Paul Bekaert, ha asegurado este lunes que su cliente "no se esconderá" y colaborará con las autoridades belgas en el proceso sobre la ejecución o no de la orden europea de detención y entrega activada este lunes por Llarena. "Hablaremos con la Fiscalía y mi cliente irá al juez si es invitado a hacerlo", ha afirmado, añadiendo: "Él confía en la Justicia belga, por eso está en Bruselas".

Bekaert ha comentado que esta nueva euroorden "no es más difícil" que las dos anteriores porque, a su parecer, en el juicio del 1-O "se ha confirmado que se han vulnerado los derechos de defensa". No obstante, ha señalado que "nunca" es "optimista o pesimista" ante la orden de detención y entrega, abriendo la puerta a la posibilidad de que Bélgica acabe aceptando la solicitud de España.

"Si el presidente fuese enviado a España, tendría un juicio que no respeta los derechos de defensa", ha dicho Bekaert en referencia a Puigdemont, antes de recordar que la Justicia belga debe valorar si contempla delitos equivalentes a los de sedición y malversación de fondos que Llarena acredita a Puigdemont, así como al resto de su Ejecutivo.

Llarena reactiva la euroorden de Puigdemont

Pocas horas después del anuncio de la sentencia del 1-O, Llarena anunció que reactivaría el arresto de Puigdemont y que ya había emitido la nueva euroorden. En el fallo del Supremo, Puigdemont es mencionado en 18 ocasiones únicamente, pero el contenido del fallo y las diversas penas a los líderes independentistas ofrecen elementos solventes para que Llarena curse nuevas órdenes de detención del expresident y los demás fugados: Toni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig (en Bélgica) Clara Ponsatí (en Escocia) y Marta Rovira (en Suiza).

"El auto recuerda que si la sola imputación fue propiciatoria de la huida de algunos de los presuntos responsables y justificaría por sí misma la orden de detención europea, las condenas pronunciadas contra los encausados no evadidos propicia el riesgo de que a partir de ahora los prófugos busquen reforzar su huida refugiándose en países que no formen parte de la Unión Europea y, por tanto, que no hayan asumido el compromiso de cooperación que rige en la Unión", ha transmitido el Supremo en un comunicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad