Puigdemont en una rueda de prensa en Berlín. EFE

Puigdemont pagó 1 millón a la prensa extranjera (y Torra lo oculta)

stop

El gobierno catalán evita revelar cuánto pagó a cada medio extranjero en publicidad el año del referéndum

Barcelona, 23 de julio de 2018 (09:33 CET)

La Generalitat no solo mimó a la prensa independentista. En el año del referéndum ilegal del 1 de octubre, el gobierno catalán también destinó una porción del pastel de la publicidad a medios extranjeros, a los que trató de persuadir para que compraran el discurso secesionista. 

Así lo reveló la corresponsal de Le Monde en España, Sandrine Morel, que en su obra En el huracán del procés narró que un director de comunicación del Pdecat le ofreció publicidad en su periódico a cambio de hablara bien del proceso soberanista. "Si compramos dos páginas de publicidad en Le Monde, escribirás lo que tus jefes te digan", le espetó.

El gobierno de Carles Puigdemont destinó en 2017 un total de 985.000 euros del presupuesto de publicidad institucional a medios internacionales, según la memoria de los pagos facilitada por la Generalitat al Parlament, que cifra en 24,7 millones el gasto total en anuncios en medios. Sin embargo, esta memoria oculta el desglose de beneficiarios entre la prensa extranjera. Solo diferencia entre medios impresos (434.000 euros), webs informativas (547.000 euros) y cuñas de radio (3.400 euros), según informa este lunes El Mundo.

Esta omisión incumple la ley catalana de transparencia, que insta a hacer público el coste de las campañas de publicidad institucional, por conceptos y con el importe pagado a cada medio. Por ello, Ciutadans ha solicitado al presidente del Parlament, Roger Torrent, que reclame los datos que evita aportar la Generalitat presidida por Quim Torra.

El doble de publicidad institucional que en 2012

Mientras los medios extranjeros recibieron casi un millón de euros, la prensa catalana afín al secesionismo se embolsó 10,1 millones de euros, el 42% del presupuesto de publicidad institucional de la Generalitat. El medio impreso más beneficiado fue El Punt Avui, que recibió 3,1 millones de euros; seguido por el diario Ara, que percibió 1,5 millones de euros.

Entre los medios audiovisuales, TV3 obtuvo 2,5 millones de euros mientras que la emisora RAC1, propiedad del Grupo Godó, obtuvo algo más de un millón de euros. La Generalitat duplicó el gasto en publicidad institucional desde 2012, cuando destinó a esta partida 15,8 millones de euros. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad