El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al exvicepresidente, Oriol Junqueras, durante una reunión semanal del Govern. EFE/Marta Pérez

Puigdemont y Junqueras lanzan una campaña para encubrir su división

stop

Puigdemont y Junqueras muestran su apoyo a la enésima campaña para fomentar la unidad estratégica de cara a la sentencia del 1-O

Alessandro Solís

Economía Digital

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al exvicepresidente, Oriol Junqueras, durante una reunión semanal del Govern. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 02 de septiembre de 2019 (14:30 CET)

El independentismo se apunta a la enésima campaña para reavivar la unidad de cara a la sentencia previsiblemente condenatoria del 1-O. Desde Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, hasta las entidades separatistas Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, han dado comienzo al mes de septiembre promocionando el llamado Tsunami Democràtic, tan vago y ambiguo en concepto y proyección como las demás plataformas propagandísticas del soberanismo en tiempos recientes.

Este lunes se ha lanzado la web de la "iniciativa ciudadana", así como sus páginas en distintas redes sociales. Según Icann, la web fue creada hace cinco semanas, el 23 de julio, y fue registrada a través de una empresa caribeña. No se ofrecen detalles sobre sus propietarios ni la información pública que sus dueños han puesto a disposición revela claves sobre la participación ya sea de formaciones políticas o entidades vinculadas a la causa independentista. Se evita iluminar cualquier vínculo.

La web avisa que la primera "oleada" de la campaña será el jueves 5 de septiembre al mediodía. La Vanguardia avanzó de que una de las primeras grandes acciones de Tsunami Democràtic tendrá lugar el día 29, tras la Diada. También explica el diario que esta acción habría terminado a definirse este pasado fin de semana en Suiza, cuando Puigdemont y el president Quim Torra se reunieron con las entidades soberanistas y con la secretaria de ERC, Marta Rovira, fugada a ese país después del 1-O.

El apoyo coordinado de los líderes separatistas de los partidos socios del Govern, así como de las entidades independentistas mayoritarias, da a entender que cuando menos estaban todos sobre aviso del lanzamiento de la campaña este lunes. El llamado a la unidad estratégica llega en un momento de choques entre Junts per Catalunya (JxCat) y Esquerra Republicana (ERC), que a su vez también han tenido desencuentros con la ANC en la previa de la Diada.

Puigdemont y Junqueras se coordinan para apoyar la iniciativa

Bajo el lema "cambiemos el estado de las cosas", Tsunami Democràtic se propone "volver a generar esperanza" y se compromete a luchar por lo que denomina "derechos fundamentales" de forma "pacífica" y "democrática", "con determinación y de manera organizada". "Nos servimos de la lucha no violenta y de la desobediencia civil como estrategias transformadoras", dice un comunicado en su web. "No somos una nueva organización: somos una campaña constante ,continua e inagotable", añade.

En el mismo texto, la campaña recoge que hay palabras que se han convertido en mantras independentistas y que, por lo mismo, han perdido significado. Habla de "unidad", "referéndum", "democracia", "derechos" y "justicia". También admite que hay "desorientación y frustración" en el espacio separatista, pero las achaca directamente a la "represión" y promueve que "no hace falta ni rehuir de ni dramatizar" esta condición que asecha al independentismo.

Puigdemont, al compartir la iniciativa en su Twitter, afirmó: "Hay que recuperar la iniciativa, y en todos los ámbitos. Esta es una buena manera, inteligente. El compromiso con la no violencia nos hace más fuertes, que nadie tenga ninguna duda. Y sí, ahora empieza el tiempo de la reanudación". Cinco minutos antes, Junqueras se había hecho eco de la campaña: "¡Votar no es delito! La democracia prevalecerá por encima de todo y nos conjuramos para defenderla, ¡siempre!", dijo.

Torra se manifestó al respecto unos minutos después: "Los derechos, si no se ejercen, pierden sentido. La defensa de la democracia y de nuestros derechos civiles, políticos y sociales, incluido el derecho de autodeterminación, se tiene que hacer cada día. estamos comprometidos. Suerte y adelante". Y el presidente del Parlament, Roger Torrent, dijo: "Ante la involución democrática del Estado, conjurémonos para defender los derechos y las libertades desde la no violencia. ¡Votar nunca puede ser un delito!".

Por su parte, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, apostilló: "Abrimos nuevo ciclo, recuperamos la iniciativa, siempre desde la no violencia", mientras el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, mostró su apoyo compartiendo una de las publicaciones de Tsunami Democràtic en su cuenta de Twitter.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad