Pujol deberá declarar en el Parlament el 23F

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

La familia Pujol Ferrusola

Barcelona, 23 de diciembre de 2014 (19:47 CET)

Paradojas de la vida. De aquel 23 de febrero de 1981 en el que Jordi Pujol tuvo un papel destacado, manteniendo la calma en el golpe de Estado, en contacto con el rey Juan Carlos –aunque aquella frase del "Jordi, tu tranquil" del monarca fuera más un mito que una realidad-- al 23 de febrero de 2015. Son 34 años que han cambiado toda su imagen.

La situación es muy diferente. Pujol, el ex president de la Generalitat, deberá comparecer ese día en la comisión de investigación sobre corrupción que ha puesto en marcha el Parlament. Del President respetado se ha pasado al político vilipendiado.

Una nueva oportunidad tras abroncar a los diputados en septiembre


La comisión lo ha acordado este martes, al citar para el 23 de febrero al ex president; a su esposa, Marta Ferrusola, y a su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola.

Pujol, previamente, habrá declarado ya ante la juez el 27 de enero, por su autoinculpación por no haber declarado una cuenta en Andorra durante más de 30 años.

El ex President tendrá una nueva oportunidad, después de defraudar a los diputados, a los que abroncó en su primera comparecencia el 26 de septiembre. Esta vez, sin embargo, se trata de una comisión de investigación, y lo que pueda declarar tendría consecuencias judiciales.

Pujol, sin embargo, podría no contestar las preguntas que le formulen, alegando que está imputado y sometido a una investigación judicial. Es lo que hizo Fèlix Millet por el Caso Palau.

De Fernández Díaz a Villarejo, Montoro o Cierco


Junto con Pujol, la comisión también ha pedido para el 14 de abril la comparecencia del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, del responsable de Interior, Jorge Fernández, y del jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Jorge Moragas.

La comisión retomará sus trabajos el 16 de enero con la comparecencia del ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo. Y para el 26 de enero se ha citado a los presidentes de Banca Privada de Andorra, Higini Cierco, y de AndBank, Manel Cerqueda, además de otros cargos de las dos entidades.

El resto de hijos de Pujol, citados para marzo


Con la presión de los partidos de la oposición, y después de que CiU y PSC desbloquearan todos los nombres vinculados al Caso Palau o al Caso Pretoria, la comisión tiene previsto citar para el 16 de febrero al asesor fiscal de la familia Pujol, Joan Anton Sánchez Carreté.

Y en la lista, en el mismo mes, podrían comparecer el ex jefe de prensa de Pujol Ramón Padrós, y el cuñado del ex President y vinculado a Banca Catalana desde el inicio, Francesc Cabana.

En el calendario que la comisión ha fijado, también aparece el resto de hijos del ex President. Oleguer, Pere y Oriol –que dejó su escaño en julio--. Deberán comparecer el 2 de marzo. Mientras que Josep, Marta y Mireia están citados para el 9 de marzo.

Si Mas adelanta las elecciones, todo se suspende

Ahora bien, la comisión peligra si el President Artur Mas decide adelantar las elecciones. En ese caso, los trabajos quedarían en suspenso. Y si los grupos parlamentarios, en la próxima legislatura, quisieran reanudarla deberían pactar de nuevo los términos y el alcance.

Para Mas la existencia de la comisión no es un tema menor. No convocará sólo para anularla, pero es uno de los factores importantes que le pueden condicionar.

El propio Mas, gracias a los votos de CiU y ERC, no deberá comparecer, después de tres intentonas del resto de grupos, que han tratado de que se le citara para dar cuenta de su posible conocimiento –fue conseller de Economia y conseller en cap de Pujol-- de las cuentas del ex President.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad