La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ejerce su derecho al voto en el centro cívico de La Sedeta este 28 de abril

¿Qué pasaría en el ayuntamiento de Barcelona con los votos del 28-A?

stop

Ernest Maragall (ERC) y Jaume Collboni (PSC) empatarían a 11 concejales, mientras Ada Colau (BComú) perdería la alcaldía. Vox se quedaría fuera

Marcos Pardeiro

Economía Digital

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ejerce su derecho al voto en el centro cívico de La Sedeta este 28 de abril

29 de abril de 2019 (18:29 CET)

Los partidos políticos continúan repasando los datos electorales de este domingo en busca de sus fortalezas y debilidades municipio a municipio. Extrapolar los votos de unas generales a unas municipales no es ningún método científico, pero todas las formaciones lo hacen en busca de señales de humo.

¿Qué pasaría en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo en Barcelona con los resultados del 28-A? Para empezar, Ada Colau perdería la alcaldía, ya que sólo obtendría 7 de los 41 concejales en juego. Colau sería superada con claridad por Ernest Maragall (ERC), el más votado, y por Jaume Collboni (PSC). Ambos empatarían con 11 ediles cada uno.

Maragall, el ganador de esta simulación, no tendría más remedio que buscar algún tipo de pacto en busca de cierta estabilidad. No alcanzaría la mayoría absoluta con Junts per Barcelona —el mismo pacto que hay en la Generalitat—, ya que la lista de Quim Forn y Elsa Artadi se quedaría con solo 5 concejales. Es decir, que ERC y Junts sumarían 16 ediles, lejos de los 21 que dan la mayoría en el pleno municipal.

Un entendimiento, en cambio, entre ERC y PSC bastaría para afrontar el mandato municipal sin preocupación alguna por las votaciones. La alianza entre republicanos y socialistas resulta, sin embargo, contra natura en estos momentos, puesto que el PSOE quiere poner en estos momentos tierra de por medio con los independentistas.

La candidatura de Manuel Valls

Más opciones. La candidatura de Manuel Valls, amparada por Ciudadanos, obtendría 5 concejales. Y la lista del PP, encabezada por Josep Bou, lograría 2. Si el PSC explorara la posibilidad de un bloque constitucionalista en el ayuntamiento de Barcelona tampoco alcanzaría la mayoría, ya que esta alianza alcanzaría 18 ediles.

La CUP queda fuera de esta extrapolación, puesto que los antisistema no se presentaron a las elecciones generales. Actualmente, tienen 3 concejales en el ayuntamiento de Barcelona. Hay que contemplar también la posible entrada en el pleno municipal de la candidatura soberanista encabezada por Jordi Graupera, Barcelona és capital, que, sea como fuere, terminará de fragmentar el voto soberanista.

Vox, por su parte, no conseguiría ningún representante en el consistorio de Barcelona, ya que ni siquiera lograría superar la barrera electoral del 5%.

 

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad