El presidente Quim Torra durante una reunión del gobierno catalán

Quim Torra prepara un boicot a las festividades españolas

stop

Torra habilitará como laborables el Día de la Hispanidad (12 de octubre) y el Día de la Constitución (6 de diciembre) para que los funcionarios trabajen

Barcelona, 05 de agosto de 2019 (11:28 CET)

La Generalitat de Quim Torra ha hallado un "mecanismo legal" para que los funcionarios catalanes puedan trabajar en las dos festividades españolas más simbólicas del calendario. Los días escogidos no son otros que el 6 de diciembre, Día de la Constitución, y el 12 de octubre, la Fiesta Nacional de España.

El encargado de hacer este anuncio ha sido el conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró. El conseller ha comunicado que el Govern aprobará un acuerdo de gobierno en septiembre que habilitará la fórmula legal para que el personal de la Generalitat pueda trabajar esos dos días.

El conseller ha afirmado que "no obligaremos a nadie a hacer fiesta estos dos días, pero sí que habilitaremos la posibilidad de que aquellas personas que quieran trabajar estos dos días puedan hacerlo". Según Puigneró, la opción de trabajar en esas dos festividades será completamente "voluntaria".

La Generalitat afirma que cuenta con el apoyo de sindicatos para llevar adelante esta medida

La medida, según el titular de Administración Pública, no es iniciativa de la Generalitat sino del propio personal público, que el año pasado envió una carta solicitando tener el derecho de trabajar esos dos días, al no sentirse representados por esas festividades. El conseller añadió que esa petición la respaldan también colectivos de la administración y algunos sindicatos, aunque sólo mencionó la organización independentista (y minoritaria) Intersindical-CSC.

Torra y la impugnación del Estado

Preguntado por si teme impugnaciones por parte del Estado, el conseller dijo: "Lo hemos querido hacer de acuerdo con la legislación y hemos buscado el mecanismo que permitirá hacerlo posible".

Puigneró, no obstante, evitó dar más explicaciones y se escudó en que hasta septiembre no se darán a conocer los detalles la fórmula. 

También descartó que la medida se extienda a los funcionarios de los ayuntamientos. Consideró que la petición de habilitar esos días como laborables provenía de los empleados de la Generalitat, por lo que, de momento, se pondrá en marcha solo para los trabajadores del gobierno catalán, que son más de 200.000 aproximadamente. "Lo que pueda pasar en otras administraciones no es de mi responsabilidad", añadió el conseller.

La polémica de los festivos nacionales

En los últimos años un grupo de ayuntamientos catalanes, especialmente los gobernados por formaciones independentistas, han obviado el calendario de festivos con motivo de su carácter nacional. Es por eso que, como respuesta, estas corporaciones han abierto sus puertas durante el 12 de octubre y han convertido el Día de la Hispanidad en laborable para aquellos funcionarios que quisieran trabajar.

No obstante, la polémica se desató en 2016. Ese año un juez, a instancia de la Delegación del Gobierno en Cataluña, prohibió abrir el Ayuntamiento de Badalona el 12 de octubre. La tensión fue a más cuando seis concejales de ese mismo consistorio fueron acusados de desobediencia por decidir seguir adelante y abrir las puertas del consistorio pese a las órdenes de la justicia. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad