Rajoy recogerá el balón de Rivera para activar ya la investidura

stop

El presidente del PP buscará el acuerdo con Ciudadanos tras los seis puntos planteados como condición "sine qua non"

Ismael García Villarejo

Mariano Rajoy y Albert Rivera durante uno de sus últimos encuentros para la negociación de la investidura. EFE/Juan Carlos Hidalgo
Mariano Rajoy y Albert Rivera durante uno de sus últimos encuentros para la negociación de la investidura. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Madrid, 10 de agosto de 2016 (01:00 CET)

El líder de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha planteado al presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, seis condiciones sobre regeneración democrática y lucha contra la corrupción para abrir unas negociaciones que podrían desembocar en un apoyo a su investidura, cuya fecha y hora le ha exigido que fije ya. El PP recogerá este miércoles el balón de su tejado y pretende activar las negociaciones sin más demoras.

Si este gesto se produce, Rivera admite que su partido está dispuesto a dar el "sí" a la investidura, después de que en las últimas semanas asegurara que "no irían más allá de la abstención". Para Ciudadanos "todo está abierto". "Cuando digo todo, es todo", explicó Rivera. "Uno no va a uno a una negociación con el freno de mano puesto, sino para intentar llegar a un acuerdo", aseguró en una rueda de prensa en el Congreso.

No obstante, el presidente de C's precisa que solo se lograría un pacto de investidura, "no de un acuerdo de gobierno y mucho menos de entrar en un gobierno". Rivera telefoneó a Rajoy para informarle de las seis condiciones acordadas el martes por la Ejecutiva de C's como gesto de "mínima deferencia" antes de la cita de este miércoles en el Congreso.  

El PSOE no se moverá, dice hoy  

El PSOE ha expresado su respeto a las seis condiciones planteadas por Rivera a Rajoy para negociar el "sí" a su investidura, pero ha insistido en que no entrará en una negociación, porque su postura va a seguir siendo contraria a la reelección. Un hipotético pacto entre PP y C's debería, por tanto, atraer a los nacionalistas canarios y vascos hacia, como mínimo, la abstención para no ir a una votación fallida en segunda vuelta.

Las exigencias de C's pasan por que ningún cargo público imputado ocupe puestos en el Ejecutivo o se siente en escaños; la eliminación de los aforamientos y la entrada en vigor de una nueva ley electoral, que incluiría listas desbloqueadas, una mayor proporcionalidad de los sufragios y el fin del voto rogado.

El cuarto punto supone acabar con los indultos por corrupción política; el quinto, la limitación de mandatos a ocho años, y el sexto, la transparencia, según el cual ha de crearse una comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP o, en otras palabras, sobre el "caso Bárcenas", dijo Rivera.

Según Rivera, se trata de seis condiciones "sine qua non". Son requisitos de "regeneración" y "contra la corrupción", añadió, que debe asumir un gobierno que, ha dicho, se caracteriza por "la falta de credibilidad". "Y como no confiamos en este gobierno, debe suscribir las seis condiciones", insistió.  

El PP activará las negociaciones hoy

Aunque no forma parte de los seis puntos, Rivera ha mencionado también como "condición logística" fundamental que Rajoy acuda a la sesión de investidura y que, por tanto, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, cumpla con el mandato constitucional y concrete día y hora. "Fecha, hora y votación", resumió Rivera en su comparecencia en el Escritorio del Congreso, que ha rodeado de solemnidad colocando las banderas de España y de la UE de fondo.

Rivera no concretó qué plazo da a Rajoy para aceptar o no su oferta, pero le ha pedido que "cuanto antes mejor", porque "los tiempos no sobran".  Fuentes de la Moncloa señalan que Rajoy responderá este mismo miércoles a Rivera. Más tarde, el presidente del PP reunirá al comité de dirección del partido para activar las negociaciones con Ciudadanos.

El terreno para una respuesta favorable lo preparaba Javier Maroto. Asegura que Rajoy está dispuesto a ofrecer "todo" al líder de Ciudadanos.  En opinión de Rivera, el planteamiento hecho por C's puede contribuir a poner fin al desbloqueo político que se prolonga durante más de siete meses. Por ello, anima a Rajoy a "poner la llave en la puerta" y "tomarse en serio el cambio".

"No estoy proponiendo nada que no sea admisible por la militancia del PP ni del PSOE, por sus dirigentes y por sus votantes. Es un espacio mínimo común para intentar poner en marcha este país", subrayó. Algunas de las medidas de su oferta, como el fin de los aforamientos o la reforma de la ley electoral, formaron parte del pacto firmado entre PSOE y C's con la que intentó la investidura el líder socialista, Pedro Sánchez.

Rivera tragará con Rajoy

Del mismo modo, fueron iniciativas que la presidenta madrileña del PP, Cristina Cifuentes, o la andaluza, la socialista Susana Díaz, aceptaron para que Ciudadanos apoyaran sus respectivos gobiernos. Rivera admite que su exigencia de los últimos meses de que Rajoy dé un paso atrás no es viable, por lo que se ha resignado a negociar con el candidato propuesto por el rey.

"No hay alternativa", ha reconocido el presidente de C's tras recordar que su partido solo tiene 32 escaños. Ha invitado a quien crea tener una solución distinta que la ponga sobre de la mesa, pero ha reprochado tanto a Sánchez como al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que no hayan movido ficha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad