El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante una intervención en el Congreso. EFE

Mariano Rajoy reta a la oposición a otra moción de censura

stop

Mariano Rajoy desafía además al resto de grupos al no dar explicaciones sobre 'Gürtel' en el Congreso de los Diputados

Barcelona, 30 de agosto de 2017 (12:30 CET)

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha retado a la oposición a que vuelva a presentar una moción de censura después de recordarles que el pasado junio fracasó el recurso presentado por Podemos. El presidente del Gobierno retó al resto de partidos en una sesión bronca, particularmente con su aliado, Albert Rivera

"Los sistemas constitucionales modernos establecen un instrumento para exigir la responsabilidad política del Gobierno: la moción de censura", espetó Rajoy a los diputados. 

"La crítica al Gobierno por un hecho -en referencia a la trama Gürtel- o una política concreta no determina la exigencia de una responsabilidad política". "Para ello -continuó- es preciso que la Cámara, por mayoría, retire la confianza al Gobierno y nombre a otro presidente. Es decir, que apruebe una moción de censura".

El fracaso previo de Podemos 

Rajoy afrontó el pleno sobre la corrupción atribuida a su partido (PP) con la seguridad de haber salido reforzado del voto de censura que organizó Podemos. El pasado 14 de junio fracasó al no obtener la mayoría necesaria. Es más, Pablo Iglesias cosechó más "noes" que el propio Rajoy en su investidura.

En concreto, la formación "morada" se quedó  lejos de desplazar a Rajoy al obtener solo el apoyo de los 82 votos de su grupo, además de Compromís, ERC y EH-Bildu en la segunda y definitiva votación.

Con estos precedentes, el presidente del Gobierno fue muy crítico este miércoles con la oposición, a la que ha afeado que prime sus "urgencias políticas" y no las del país, entre las que ha citado el "terrorismo internacional y el desafío soberanista".

Bronca con Albert Rivera

Los grupos parlamentarios le han echado en cara que no haya aclarado nada sobre el caso Gürtel, al mismo tiempo que le han calificado de ser un presidente "bajo sospecha". El más contundente fue Rivera, cuyo apoyo parlamentario es crítico para el Partido Popular. 

Hemeroteca

La Moncloa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad