Una de las últimas manifestaciones contra el cementerio nuclear de Cuenca

Rajoy se empecina en construir el cementerio nuclear en zona protegida

stop

Enresa solicita un informe con medidas para mantener el silo en medio del área medioambiental de la Laguna de El Hito

Madrid, 03 de octubre de 2016 (01:00 CET)

Cuando están a punto de cumplirse cinco años desde que el primer Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy decidiera emplazar el cementerio nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas, el tema, aunque un tanto fuera de foco por la interinidad del Ejecutivo central, sigue siendo objeto de gran controversia.

Y la próxima semana se apunta como clave para saber si, definitivamente, esa ubicación se mantiene o no.

Compromiso electoral de García-Page

El martes, un nuevo obstáculo se cruzará en el camino de este proyecto, cuando el Ejecutivo de Castilla-La Mancha, presidido por el socialista Emiliano García-Page, apruebe la ampliación de la zona protegida de la Laguna de El Hito, de manera que queden incluidos en su perímetro los terrenos del Almacén Temporal Centralizado (ATC).

"Sé que, en algún lado, tiene que haber un cementerio nuclear, pero ponerlo a la puerta de tu casa no tiene ninguna lógica", apuntaba el propio García-Page hace unos días para respaldar esta decisión, con la que cumple con el compromiso electoral asumido el pasado año.

Reacción del Gobierno

Ante este movimiento, el Gobierno ha reaccionado de manera inmediata para intentar contrarrestar su efecto, el de impedir que, definitivamente, el proyecto del silo pueda construirse en la localidad conquense de Villar de Cañas.

Así, el pasado 20 de septiembre, la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), dando por hecho que saldría adelante la ampliación de la zona protegida, se apresuraba a licitar la realización de un informe en el que se detallen las posibles afecciones sobre el almacén nuclear, derivadas de la ampliación de la Red Natura 2000 Laguna de El Hito.

Soluciones alternativas para mantener el proyecto

Enresa, presidida por Juan José Zaballa, solicitará a la consultora adjudicataria que realice una evaluación adecuada de esas afecciones y, si procede, por detectarse un impacto significativo, determinar soluciones alternativas.

En el caso que los expertos identifiquen un notable alcance de estos impactos, la empresa pública requerirá el diseño de  medidas compensatorias específicas para contrarrestar los posibles impactos para los hábitats y especies del espacio afectado por el proyecto.

La política nuclear llega al Congreso

Del cementerio conquense y de otros asuntos relacionados con la política nuclear, como la reapertura de la central de Garoña o las incidencias acaecidas en la de Almaraz, se hablará en el Congreso de los Diputados a lo largo del mes de octubre, siempre que la actual legislatura no quede abortada antes de tiempo con la convocatoria de unas nuevas elecciones generales.

El próximo miércoles, la mayoría de representantes de la Comisión de Industria –presidida por Ricardo Sixto, diputado valenciano de Unidos Podemos– aprobará la inmediata comparecencia del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Fernando Marti, quien lleva casi dos años sin hacer acto de presencia por la Cámara Baja.

Informe sesgado del Gobierno en la OEIA

Del silo conquense también se habló la semana pasada en Viena, en el marco de la 60 Conferencia de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Un foro al que acudió el Gobierno español con un informe, elaborado por el CSN y la patronal eléctrica Unesa, en el que se obviaban los aspectos más polémicos del ATC, como los informes que ponen en duda la idoneidad de los terrenos o la inclusión de estos como zona protegida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad