Imagen de un bar-restaurante del Maremagnum, en el puerto de Barcelona, vacío de clientes durante el estado de alarma. /EFE/ Andreu Dalmau/

Restauradores de Barcelona exigen a Sánchez que intervenga el alquiler

stop

El Gremio de Restauración de Barcelona reclama al Gobierno que fuerce al sector inmobiliario a asumir parte de sus pérdidas

Josep Maria Casas

Economía Digital

Imagen de un bar-restaurante del Maremagnum, en el puerto de Barcelona, vacío de clientes durante el estado de alarma. /EFE/ Andreu Dalmau/

Barcelona, 24 de abril de 2020 (12:23 CET)

El director del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols, exige al Gobierno que intervenga el mercado del alquiler para obligar a los propietarios inmobiliarios a asumir parte de las pérdidas que la pandemia de coronavirus ha generado en bares y restaurantes.

Pallarols carga contra el Gobierno por el “miedo” a socializar las pérdidas y le apremia a tomar decisiones urgentes en materia de alquileres y flexibilización de los ERTE. Confiesa que se siente “decepcionado” ante la actitud del Ministerio de Turismo, al que reclama “políticas valientes”, aunque ve buena predisposición en el de Trabajo para flexibilizar los expedientes de regulación.

En una conversación con Economía Digital, repasa los problemas que tienen los bares y restaurantes para garantizar su supervivencia y retrata a las administraciones, especialmente al gobierno de Pedro Sánchez y al ayuntamiento de Ada Colau.

Intervención de los alquileres / “Si no te dejan trabajar y no puedes ingresar, la única salida no puede ser el endeudamiento para que sigas manteniendo todas las cargas ordinarias como si aquí no pasase nada. Dicho en otras palabras, el propietario de un bar o de un restaurante no se puede hacer cargo en exclusiva de los costes de la crisis económica. Es obvio que no puede asumir los costes de esta crisis en exclusiva y se está muy lejos de socializar las pérdidas en otros sectores: en el inmobiliario, el bancario y en las propias administraciones públicas”.

“La cadena de solidaridad a la que instó Pedro Sánchez no funciona. La normativa que aprobó es criminal porque no se atreve a tomar decisiones para que el sector inmobiliario, que especula, que hace negocio con los inmuebles, asuma su parte de responsabilidad en las pérdidas. Pedimos una intervención del mercado del alquiler. De la misma manera que se nos ha forzado al cierre, se debe obligar al sector inmobiliario a que asuma una parte de las pérdidas”.

Escenarios ante la crisis / La intervención de los alquileres debe cubrir tres escenarios: el primero, el del cierre. Es necesario que se supriman las cuotas de alquiler con afectos retroactivos al 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. Es obvio que la finalidad del contrato de alquiler no se puede llevar a término por causas de fuerza mayor. Por lo tanto, se deben suspender las obligaciones del mercado de alquiler”.

“El segundo escenario es el de la apertura, que será con restricciones. Si se limita el aforo de los locales [para prevenir posibles contagios], también se debe limitar el alquiler. Las restricciones se deben acompasar con las obligaciones de todos. No se debe instar a la buena voluntad [de los propietarios inmobiliarios], debe ser forzada [por el Gobierno]”.

“El tercer escenario llegará con la recuperación económica. Es evidente que las cuotas de alquiler postcovid no pueden ser las mismas que había que antes de la epidemia. Es necesario imponer una reducción ante el escenario de una recuperación que será complicada. Especialmente en las zonas de premium, de recorrido turístico, más perjudicadas. El turismo no se recuperará hasta la Semana Santa del 2021 en el mejor de los casos”.

“El esfuerzo debe ser obligado y compartido. Los restauradores perderán, mucho, pero no pueden ser los únicos. El alquiler supone un tercio de los cotes fijos de bares y restaurantes. Ante la imposibilidad de mantener los ingresos, es imposible mantener el mismo volumen de obligaciones”.

Miedo del Gobierno / “No comprendo la resistencia del Gobierno del Estado a tomar decisiones drásticas en la línea de socializar las pérdidas. Es contradictoria con la filosofía de evitar la destrucción del tejido productivo y encarar la recuperación económica con garantías. La restauración genera mucho PIB y mucha ocupación. Es un sector que compromete la recuperación económica”.

“Hemos trasladado estos planteamientos al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo [liderado por Reyes Maroto]. Son conscientes del problema, pero su respuesta está muy lejos de ser efectiva. Hay un cierto miedo a intervenir el mercado especulativo inmobiliario en una situación que está más que argumentada por su excepcionalidad. Es el momento de las políticas valientes, el momento de proteger a los vulnerables. Unos de los sectores más vulnerables son los propietarios de los bares y restaurantes y sus trabajadores. El vulnerable no es el propietario inmobiliario, sino la empresa. Estamos ante una crisis de empresas”.

“La primera reacción del Gobierno ha sido muy decepcionante, alejada a proteger la restauración, a socializar las perdidas y a ser justa. Es injusto que todo el mundo se vaya al traste y que la actividad económica basada en la especulación de un inmueble no prevea pérdidas”.

Flexibilidad en los ERTE / “Hable con el secretario de Estado de Trabajo [Joaquín Pérez Rey]. Le vi una predisposición a flexibilizar los ERTE de fuerza mayor, para alargarlos y acompasarlos en los próximos meses. Planteamos la posibilidad de incorporar a los trabajadores a media jornada para irnos adaptando”.

Despidos / “El bloqueo del despido durante seis meses es un error. El Gobierno debe asumir dos cosas: habrá despidos, que a nadie le gustan, y deberán decidir si una empresa da 20 puestos de trabajo en vez de 30 o se va al cierre”.

“La recuperación será lenta, pero para que sea posible debes proteger la continuidad de las empresas”.

Rapidez en la toma de decisiones / “Flexibilización de los ERTE, reducción de los alquileres y de los impuestos, cuando antes se tomen estas decisiones, antes se frenarán los cierres de empresas. Pedimos que los anuncios se hagan con rapidez. Si no se ponen encima la mesa decisiones que den un poco de esperanza a los empresarios, para aguantar en los próximos meses, el riesgo es que se tomen decisiones drásticas. Se han presentado muchos concursos en las últimas semanas”.

Impuestos y tasas / “Si la tasa de terrazas ya era abusiva en enero -algunas calles pagan cinco veces más que si estuvieran en Madrid-, en el actual contexto son destructoras de la economía. Esta tasa se debe suprimir en el 2020. Todos los grupos de la oposición del Ayuntamiento se han manifestado de la misma manera que el Gremio de Restauración. Y se deben replantear los impuestos”.

• Trabas a la actividad económica / “El Ayuntamiento de Barcelona [gobernado por Ada Colau] es conocido por su política de trabas a la actividad económica. Debe dar un giro de 180 grados. Necesitamos que se incentiven las inversiones y, para ello, sobran las trabas a nuevas licencias. Necesitamos que haya quiera invertir en Barcelona en vez de irse a sitios. Esto requiere un cambio radical en la cultura en la que se ha instalado el Ayuntamiento de Barcelona en los últimos años”.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad