Rifirrafe entre la oposición y el gobierno de Sitges

stop

AL BORDE DE LA BANCARROTA

Sitges es un importante foco turístico de la costa barcelonesa

16 de julio de 2011 (14:52 CET)

El alcalde de Sitges durante la última legislatura, Jordi Baiget, ha señalado que CiU ya conocía la situación financiera por la que atraviesa la localidad catalana. “Los que ahora gobiernan ya estuvieron explicando a la ciudadanía que había una deuda y por tanto la sorpresa de ahora es absurda. En todos los plenos nosotros explicamos la situación financiera de Sitges”, subraya Baiget.

Sin embargo, Baiget ha señalado que “la deuda real” que ellos tenían sobre la mesa no era ésta y que el gobierno anterior había calculado un endeudamiento de 40 millones aproximadamente. A pesar de ello, la prioridad en estos momentos es “encontrar soluciones” para que la situación no se complique más todavía.

Grandes proyectos


Baiget asegura que cuando él llegó al gobierno en 2003, su antecesor había mejorado muy poco la localidad y que debía hacerse “una inversión importante para la calidad de vida y el turismo de Sitges”. De este modo, el PSC justifica la deuda de 65 millones en inversiones importantes en infraestructuras, la mejora de la red del alcantarillado, la modernización en el casco antiguo y mejores servicios para las ocho grandes urbanizaciones de Sitges.

Así, la poca inversión de los años anteriores, la burbuja inmobiliaria y la crisis económica que provocó menos posibilidades de crédito y una reducción de ingresos son las tres causas principales de la situación de precariedad por la que atraviesa Sitges, según ha explicado Baiget. “Del 2008 al 2010, el Ayuntamiento de Sitges pasó de ingresar cuatro millones de euros anuales a tan sólo 300.000. Además, cuando nosotros llegamos al gobierno ya había una deuda”, señala.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad