Manuel Valls. / Emilio Naranjo/EFE

Rivera tendrá que forzar las normas de Cs para hacer candidato a Valls

stop

Cs promueve las primarias en el Congreso, pero un 'sí' de Manuel Valls a su oferta las pondría en cuestión como mecanismo para escoger alcaldable para Barcelona

Barcelona, 20 de abril de 2018 (16:53 CET)

Con la política pasa como con el fútbol: se puede apostar por la cantera o por los fichajes. Y si las primarias se supone que son una herramienta que permite promocionar a la cantera, el eventual fichaje del ex primer ministro francés Manuel Valls por Ciudadanos (Cs) para presentarse a la alcaldía de Barcelona es un nuevo indicio de que la apuesta por las primarias, es decir, por la cantera, de Cs sigue siendo, por ahora, más estética que otra cosa.

De hecho, las normas internas de Cs establecen que sus candidatos deben ser escogidos por primarias. Y las que la dirección nacional tiene que convocar para escoger sus alcaldables en las municipales de 2019 deberían celebrarse como muy tarde a principios del año que viene, porque los comicios están programados el 26 de mayo. Sucede que los estatutos establecen que para concurrir a unas primarias, los candidatos deben acreditar una antigüedad mínima de nueve meses como afiliados en el partido cuando arranque el proceso. Y no consta que Valls sea militante.

Si el ex primer ministro francés da el sí, o se apuran los plazos o se recurre a un plan B y se recurre al comodín que se reservó el partido en los estatutos

Si finalmente el ex primer ministro francés da el sí, o se apuran los plazos o se recurre a un plan B y se recurre al comodín que también se reservó el partido cuando en febrero del año pasado renovó sus estatutos, que añaden que el requisito de la antigüedad puede ser eliminado siempre y cuando el Consejo General de la formación lo decida “de forma motivada” y por mayoría absoluta.

La letra pequeña

Cs reafirmó las primarias como mecanismo sine qua non en esa renovación estatutaria aprobada en su IV Asamblea General. Y, junto a PSOE  y Podemos, impulsa una reforma legislativa respecto de  la financiación y la organización interna de los partidos que aboga por fijar las primarias como un mecanismo obligatorio y subvencionado.

Claro que esa asamblea, celebrada en febrero de 2017, ya supuso rebajar la apuesta. Hasta entonces, las primarias se usaban para escoger a los cinco primeros de cada lista electoral. Con la renovación estatutaria, Albert Rivera consiguió que se circunscribieran solo a los cabezas de lista.

Inés Arrimadas se impuso en unas primarias para escoger al candidato a la Generalitat con el 96% de los votos

Ahora, los estatutos de la formación naranja establecen que se escoja por primarias tanto los candidatos a presidente del gobierno o a presidentes autonómicos como los alcaldables y sus cabezas de lista en las circunscripciones electorales. En estos dos últimos casos, siempre y cuando las agrupaciones correspondientes tengan más de 400 afiliados.

En mayo del año pasado, tres meses después de asamblea, Inés Arrimadas se impuso en unas primarias para escoger al candidato a la Generalitat con el 96% de los votos, en una elección en la que había cuatro candidaturas y en que la participación fue del 35%. Arrimadas consiguió 792 sufragios, y sus rivales, 15, 14 y 4.

La goleada fue aún mayor que la obtenida por Rivera cuando en enero de 2017 se tuvo que batir el cobre por sorpresa con otros dos aspirantes a presidir el partido. Con un 34% de participación, el líder de Cs obtuvo el 87,3% de los votos.

Portazo a Mejías

La actual jefa de filas del grupo de Cs en el Ayuntamiento, Carina Mejías, tiene intención de volver a aspirar a la alcaldía, pero no es en absoluto del gusto del partido, que lleva meses buscándole sustituto. Hasta ahora, el nombre que había sonado con más fuerza era el del ex diputado Jordi Cañas, pero, a meses vista de la decisión, todo eran señales de humo.

El panorama ha cambiado este viernes, al revelar Valls en el programa Los desayunos de TVE que ha recibido una oferta de Cs para disputarle la alcaldía a Ada Colau y que se lo está pensando. Rivera ha confirmado el ofrecimiento al ex primer ministro francés, al que ha definido como “un demócrata convencido y un amigo de España”. La decisión, ha dicho, depende de él, porque Cs siempre tiene “las puertas abiertas al talento”. Y, por si no quedaba claro el portazo a Mejías, ha insistido: “Un alcalde como el señor Valls sería mucho mejor que una alcaldesa como la señora Ada Colau”.

Para concurrir a unas primarias de Cs, los candidatos deben acreditar una antigüedad mínima de nueve meses como afiliados

Con estatus de fichaje estrella de Rivera, un sí del ex primer ministro francés supondría, o bien unas primarias de puro trámite y forzando los plazos o el reglamento, en el caso de que Mejías o algún otro aspirante pretendiera presentarle batalla, o bien una renuncia a las mismas por incomparecencia de los rivales.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad