Rosa Díez, forzada a debatir el pacto con Ciutadans

stop

NUEVO MAPA ELECTORAL

26 de agosto de 2014 (11:06 CET)

La presión es constante. Los propios militantes de UPyD han interiorizado que no pueden quedarse de brazos cruzados ante los cambios políticos que se están produciendo, y que habría que explorar un acuerdo con Ciutadans. Rosa Díez, la líder de la formación magenta, quiere que sean las bases las que discutan, abiertamente, ese pacto, y para ello ha convocado un consejo político extraordinario para el 6 de septiembre para debatir “lo que se está discutiendo en los medios”.

La reacción llega después de comprobar que sus palabras de respuesta al eurodiputado Francisco Sosa Wagner, que propugnaba el acuerdo, no han sido bien recibidas. Las pullas de Rosa Díez a Sosa Wagner, centradas sólo en las formas, --el eurodiputado por su cuenta y riesgo escribió un artículo en El Mundo reclamando un acercamiento con Ciutadans-- se han considerado excesivas, aunque buena parte de los responsables del partido se alinearan con Díez.

La líder de UPyD ha rechazado, sin embargo, que exista cualquier tipo de “autoritarismo” en el partido, y que su obligación es “defender el honor y la verdad del partido.

El obstáculo se llama Gorriarán

En el consejo político, sin embargo, y, en función de la actuación en las próximas semanas de Díez, se podría producir un resultado contrario a lo esperado por Sosa Wagner. Si Díez se muestra tan segura, la dirección de UPyD podría arrinconar al eurodiputado, aunque las propias bases del partido magenta se inclinen a buscar acuerdos con Ciutadans.

La formación que lidera Albert Rivera, sin embargo, sigue ofreciendo colaboración. Fuentes de Ciutadans consideran que el gran obstáculo para un acuerdo que podría permitir la elaboración de listas conjuntas para el Congreso es Carlos Martínez Gorriarán, el número dos de UPyD, el dirigente que controla el aparato de la formación con “mano de hierro”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad