Rosell: “Nos jugamos el país”

stop

IV PREMIOS CARLES FERRER SALAT

Juan Rosell, José Ferrer, Joaquim Gay de Montellà, Artur Mas e Isidro Fainé

08 de octubre de 2011 (03:42 CET)

Ante quienes le han aupado a la presidencia de la CEOE, el presidente de la confederación empresarial española, Juan Rosell, ha defendido la noche del viernes en Barcelona la necesidad imperiosa de aplicar reformas en las economía española que permitan superar la situación de crisis económica y encarar nuevos tiempos. “Es difícil recortar, pero en esta ocasión el tiempo no lo va a arreglar. La sociedad en su conjunto debe conocer cuáles son sus derechos, pero también sus responsabilidades. Es la palabra del futuro”.

Bajo ese enunciado, Rosell brindó su apoyo a la clase política para que pongan en marcha los cambios que permitan superar la situación económica actual. “Nos jugamos el país. Vamos a ayudar a los políticos a hacer reformas”, sentenció a modo de resumen de esas ideas.

Rosell aprovechó su presencia en la gala anual de la organización que ha dirigido durante 15 años para reivindicar el papel de la patronal catalana en el europeísmo español en su apuesta por el industrialismo y glosar el papel de algunos de los últimos presidentes como Antoni Algueró, Alfredo Molinas y el propio Carles Ferrer Salat, cuyo nombre llevan los premios entregados a empresas y ejecutivos del tejido industrial catalán.

Añoranza de Joan Pujol

Incluso tuvo palabras de agradecimiento para el equipo que durante esos años le acompañó al frente de Foment, en especial para el secretario general, Joan Pujol, de quien destacó “su exquisita discreción y su sapiencia a prueba de bombas”. Todavía pendiente de conformar su nuevo equipo en la CEOE, y sin mencionar los problemas que ese asunto le ha generado en los últimos meses, Rosell admitió que a sus colaboradores de Foment “ahora los echo en falta”.

El patrón de patrones también alertó de la necesidad de que el empresariado adopte, en esta coyuntura, una actitud pedagógica en la sociedad. “Si no decimos las cosas con didáctica será difícil que salgamos de la crisis”. De ahí que reivindicara a renglón seguido que el papel del empresariado se divulgue desde las escuelas. “Sin empresarios, ejecutivos… este país no va a salir del socavón en el que está”.

Fainé, figura internacional

Rosell aprovechó su intervención en la gala para referirse a varios de los premiados, pero en especial a Joaquín Folch (Industrias Titán), José Ferrer (Freixenet) e Isidro Fainé (Caixabank). Los tres fueron apoyos importantes en las últimas elecciones a Foment, desde las que fue aupado a la cúpula patronal española.

De Fainé señaló que, por proximidad, su mérito pasa desapercibido en Catalunya. “Nos es tan natural que no nos damos cuenta de que es una figura internacional”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad