Sánchez es proclamado candidato pese al malestar de los valencianos

stop

Pedro Sánchez arrancó la precampaña con las habituales críticas al PP y Podemos. Pese al respaldo de Susana Díaz, el faltazo de Ximo Puig desequilibra la imagen de unidad que buscó el socialismo

Pedro Sánchez en su proclamación en el acto del PSOE en Móstoles. / EFE

Madrid, 14 de mayo de 2016 (13:02 CET)

Como era previsible, Pedro Sánchez fue proclamado candidato por el PSOE para las elecciones del 26J, donde el rol de maestra de ceremonias de la andaluza Susana Díaz buscó ofrecer una imagen de unidad, para evitar las estocadas de debajo de la mesa que se sucedieron tras los comicios de diciembre.

Sin embargo, la ausencia de algunos dirigentes territoriales, como el valenciano Ximo Puig y el catalán Miquel Iceta desentonó con la proyección de solidez partidaria que quisieron mostrar. El faltazo del presidente de la Comunidad Valenciana, formalmente, se presentó por 'problemas de agenda', debido a que Puig tenía previsto visitar la feria Primavera Educativa. Pero no se podía ocultar el malestar de la delegación valenciana por el rechazo del Comité Federal de integrar una lista única con Compromís y Podemos para el Senado.

Por las dudas, el dirigente valenciano dejó en claro que apoya a la candidatura de Sánchez, pero puntualizó que su "primera obligación" era con sus representados. "Yo tengo un criterio y creo además que lo que he planteado tiene largo recorrido, porque hay que entender la diversidad", ha añadido el líder del PSPV.

Miquel Iceta, ya había avisado, tenía su reunión del Consejo Nacional del PSC, y otro dirigente que no pudo concurrir es el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, porque está supervisando las tareas de extinción del incendio ocurrido el viernes en el depósito de neumáticos de Seseña (Toledo).

Nuevo lema

Los socialistas concurrirán a las elecciones con el nuevo lema de 'Un sí por el cambio'. Pese a haber obtenido en diciembre 90 diputados, con el peor resultado electoral de su historia, Sánchez es optimista, y dijo "en esta campaña vamos a dejar que otros hablen de siglas y sillones y nosotros vamos a construir país".

Además, se dio el gusto de parafrasear a Adolfo Suárez, y dijo "puedo prometer y prometo, decencia. Puedo prometer y prometo, diálogo. Puedo prometer y prometo, dedicación".

El candidato socialista consideró que España "no se merece la pereza de Rajoy ni la intransigencia de Iglesias", y aprovechó para tirar un poco de ironía, al decir que frente a la coalición de Unidos Podemos "el PSOE solo necesita cuatro letras".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad