El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

Sánchez opta por resistir en la Moncloa tras el batacazo en Andalucía

stop

"Mi gobierno seguirá impulsando un proyecto regenerador y europeísta para España", anuncia el presidente tras la hecatombe del PSOE en Andalucía

Barcelona, 03 de diciembre de 2018 (11:55 CET)

Pedro Sánchez se ha pronunciado por primera vez este lunes después del batacazo sufrido por el PSOE en las elecciones de Andalucía. Los socialistas, con Susana Díaz a la cabeza, experimentaron un retroceso de 14 diputados y 400.000 votos y, probablemente, perderán el gobierno de la Junta de Andalucía, ya que el PSOE no suma mayoría ni con Podemos (Adelante) ni con Ciudadanos.

El retroceso del PSOE en Andalucía, el más fuerte de sus bastiones, es una verdadera señal de alarma para los socialistas. Y el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE ya ha tomado su primera decisión: resistir en la Moncloa y esperar tiempos mejores, pese a la falta de apoyos en el Congreso. La ha anunciado desde Polonia, donde asiste a la cumbre del clima.

"Mi gobierno seguirá impulsando un proyecto regenerador y europeísta para España. Los resultados en Andalucía refuerzan nuestro compromiso de defender la Constitución y la democracia frente al miedo", escribió esta mañana Sánchez desde su cuenta de Twitter, en alusión, también, a la contundente irrupción de VOX.

La conclusión del líder del PSOE es que sus siglas no atraviesan un buen momento para medirse en las urnas y que, por tanto, merece más la pena esperar a tiempos mejores, pese al evidente riesgo de agonizar en la Moncloa sin respaldos políticos.

La alianza con Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, que tampoco atraviesa un buen momento —su formación también sufrió un retroceso en las elecciones andaluzas— se alineó con la idea de alargar la legislatura, puesto que abogó por recomponer la alianza que propulsó la moción de censura de Sánchez.

Iglesias afirmó, en el programa de radio online 'La cafetera', que hay que prepararse para una "época difícil" y apeló a las fuerzas "democráticas" que apoyaron la moción de censura contra el PP a "dejar atrás sus diferencias". El mensaje fue dirigido en particular a los partidos independentistas (Pdecat y ERC), quienes se han alejado progresivamente del PSOE en los últimos meses.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad