Sánchez e Iceta, en una imagen de archivo. EFE/Andreu Dalmau

Sánchez prepara otro gesto para seducir a ERC y Pdecat

stop

El PSC anuncia que los presupuestos incluirán un "gran argumento" para que los avalen los independentistas, que aún deshojan la margarita de su tramitación

Barcelona, 09 de enero de 2019 (16:36 CET)

Un gesto es lo que pide el sector del independentismo más proclive a facilitar la tramitación, que no la aprobación, de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Y un gesto es lo que prepara el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de cara al pistoletazo de salida de dicha tramitación en el Congreso de los Diputados.

Así lo ha anunciado el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que a las puertas de la presentación, el viernes, del anteproyecto de presupuestos, avanzó este miércoles que este incorporará "nuevos argumentos" para que Pdecat y ERC les den su apoyo. "Con una sonrisa y con optimismo os puedo decir que tendremos otro gran argumento a favor de la aprobación de las cuentas", explicó Iceta. "Por primera vez, Cataluña será tratada con justicia por lo que respecta a inversión pública", aseveró sin más precisión.

Las concreciones llegarán el viernes, perfectamente sincronizadas con la visita de Sánchez a Barcelona, donde al día siguiente el presidente tiene previsto celebrar un acto en la capital catalana de la mano de Iceta, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, y el alcaldable socialista en Barcelona, Jaume Collboni. Será el pistoletazo de salida a la precampaña de las municipales, autonómicas (aunque no en Cataluña) y europeas del 26 de mayo, que el PSOE quiere simultanear con una campaña para promocionar las bondades de su propuesta presupuestaria.

Torra insiste: que Sánchez se "mueva"

Otra cosa es si ese gesto será suficiente, teniendo en cuenta que cuando las fuerzas independentistas le piden pasos adelante se refieren siempre a que proponga "una solución política" en Cataluña, lo que para ellos equivale a un referéndum de autodeterminación.

Este mismo miércoles, mientras Iceta lanzaba su enigmático anuncio, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, insistía en la tesis defendida ya el lunes por el Pdecat: la posición de entrada es un no también a la tramitación de los presupuestos, y para que eso cambiara haría falta que el Gobierno se "mueva". 

El president remarcó que siguen pidiendo a Sánchez "una solución política que pase por el derecho a la autodeterminación" pero que que desde la llegada del líder del PSOE a Moncloa "nada se ha movido", así que la conclusión es clara: "Seguimos en el no a los Presupuestos y en el no a la tramitación de los Presupuestos", a la espera de novedades, zanjó.

ERC pide una mesa de negociación estable

Pero nada es tan claro en el seno del soberanismo. De hecho, ERC, que la semana pasada, por boca de su líder en el Parlament, Sergi Sabrià, se posicionaba también en contra de la tramitación, ha ido modulando la postura, y este martes, Pere Aragonès, número dos de Torra y hombre fuerte de Esquerra en la Generalitat, también insistía en una entrevista en Rac1 en un no de entrada, pero planteaba la creación de una mesa de negociación estable, dando a entender que con eso podría bastar para renunciar a la enmienda a la totalidad de entrada. Y eso no es lo mismo que dice Torra.

Esa, la de permitir exprimir hasta el final el debate presupuestario, es de hecho, la opción por la que se decantaba este mismo martes Dolors Bassa, también de ERC. Entrevistada en la misma emisora, la exconsellera advertía al independentismo de los riesgos de dejar caer al gobierno de Sánchez porque la alternativa "es mucho peor, con el PP, Cs y la extrema derecha".

De hecho, la Generalitat y la Moncloa ya preparan la reunión del ejecutivo catalán y el español prevista para este mismo mes de enero, según admitió la portavoz del govern, Elsa Artadi, y la intención del gobierno de Torra es volver a dar continuidad a esas conversaciones, fijando un calendario de reuniones estable que encajaría con la petición de Aragonès y podría permitir a Pdecat y ERC justificar ante los suyos avalar finalmente la tramitación presupuestaria.

Los presupuestos entran el lunes en el Congreso

El Gobierno entregará el lunes a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el anteproyecto de cuentas para iniciar así el trámite parlamentario, y el mismo día 14 la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces pactarán el calendario para debatir en primer lugar las enmiendas a la totalidad y, si se supera ese escollo, las enmiendas parciales. 

Si llegara hasta el final, la tramitación podría prolongarse aproximadamente un mes y medio, pero está por ver si por qué se acaban decantando Pdecat y ERC. Sánchez apuesta porque sí lo harán. O, al menos, así lo trasladó el martes en la reunion de la ejecutiva federal del PSOE, en la que, según publica El Confidencial, se mostró confiado en que en el seno de Pdecat y ERC se impondrá el "pragmatismo" y se optará por permitir el debate, ya que así unos y otros ganarían unas semanas antes de que haya una decisión final sobre las cuentas. 

Los independentistas pretenden, en todo caso, que la postura final sea consensuada entre Pdecat, ERC y el gobierno de Torra. Otra cosa es que, teniendo en cuenta las discrepancias internas sobre la cuestión tanto en el seno de ambos partidos como en el ejecutivo -que podrían acentuarse en función de en qué acabe consistiendo ese nuevo argumento para aprobarlas anunciado por Iceta- y el corto plazo en el que tendrán que decidirse, sean capaces de ponerse de acuerdo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad