El presidente el Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, durante una entrevista con la Sexta TV, el 18 de julio de 2019. Foto: EFE/BPDB

Sánchez prepara otros vetos tras la renuncia de Iglesias

stop

Pedro Sánchez transmite a Pablo Iglesias que es él quien "decidirá el equipo" del Consejo de Ministros

Economía Digital

El presidente el Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, durante una entrevista con la Sexta TV, el 18 de julio de 2019. Foto: EFE/BPDB

Barcelona, 19 de julio de 2019 (19:09 CET)

Pedro Sánchez tiene una respuesta para Pablo Iglesias: Podemos no le impondrá ningún nombre, dice, entre líneas. En un breve comunicado enviado este viernes, el PSOE dice que el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura escuchará las propuestas de la formación morada, pero pide que no haya "vetos ni imposiciones" y que las conversaciones comiencen por los "contenidos".

Es la reacción de los socialistas al paso atrás que decidió dar Iglesias este viernes, al decir que su presencia en el Consejo de Ministros "no va a ser el problema siempre y cuando el PSOE asuma que no puede haber más vetos". El mensaje de Sánchez es, precisamente, que él, como candidato a la investidura y potencial presidente, es quien "decidirá el equipo" al final y al cabo, y por ende habilitará los vetos necesarios.

"El PSOE dice que el único escollo que evita ese gobierno soy yo. He estado reflexionando estos días y no voy a ser la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición", dijo Iglesias esta tarde, haciéndose eco de las declaraciones de Sánchez a la Sexta el jueves, cuando el presidente del Gobierno en funciones le señaló como el principal problema para cerrar un acuerdo de investidura con Podemos.

"La presencia de Unidos Podemos tiene que ser proporcional a los votos y que la propuesta, lógicamente, la va a hacer Unidos Podemos. He trasladado esto a Pedro Sánchez y he pedido a Pablo Echenique que traslade al PSOE nuestra voluntad de negociar ya un gobierno de coalición de izquierdas, un acuerdo integral, programa y equipos, para sacar adelante la investidura la semana que viene", añadió Iglesias.

El mensaje del secretario general de Podemos fue enviado a Sánchez cuando faltan 48 horas para el debate de investidura en el Congreso de los Diputados, un proceso que se ha visto progresivamente bloqueado por las posturas de ambos partidos sobre cómo debe ser el gobierno, si de "cooperación" como alude el PSOE, o de "coalición" como hasta ahora exigía Unidas Podemos.

El PSOE dice que, salvo el veto a Iglesias, "todo lo demás es un escenario abierto"

Antes del mensaje de Iglesias, la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, manifestó que es "inasumible" por parte de Sánchez que Podemos quiera "sacrificar" el "interés general" por el interés del líder morado. Celáa afirmó que la propuesta del mandatario socialista es "profundamente generosa" y "política", y recordó que "era lo que se pedía" desde Podemos.

Sánchez busca "personas representativas con conocimientos técnicos" para su futuro Gabinete, comentó Celaá, sin aclarar si aceptaría la entrada en el Ejecutivo de dirigentes de la cúpula de Unidas Podemos como Irene Montero, Pablo Echenique o Rafael Mayoral. También avanzó que Sánchez llamará "en las próximas horas" a los líderes de PP y Ciudadanos para negociar por última vez la investidura.

Sobre la posibilidad de que Montero se incorpore al Ejecutivo, Celaá dijo: "Yo no he hablado de Irene Montero con el presidente, pero les puedo garantizar que Pedro Sánchez fue ayer meridianamente claro y la ciudadanía lo ha recibido positivamente". Salvo el veto a Iglesias, "todo lo demás es un escenario abierto", recalcó.

El ping pong entre el PSOE y Podemos despertó la reacción del secretario general de Cs, José Manuel Villegas, que este viernes dijo que Sánchez e Iglesias están dando "un espectáculo lamentable" que España "no se merece", que lamentó que no se les ha oído hablar de políticas públicas, impuestos, familias o dependencia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad